Connect with us

Uncategorized

Porky contrata a importante estudio jurídico de EE.UU para dar pelea a Brookfield

Published

on

408 Vistas
¡Clickear Stars!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Nadie pierde una guerra sin combatir: ahora Brookfield no la tendrá fácil, la guerra está  declarada y será a muerte en los EE.UU. 
«No puede existir buena fe por parte del mencionado fondo en la compra de las acciones de Odebrecht en Rutas de Lima, porque sabía que obtenía algo extremadamente beneficioso que era producto de la corrupción», señaló el  abogado Martin De Luca, del estudio Boies Schiller Flexner.
La Municipalidad de Lima, no se queda atrás el alcalde Rafael López Aliaga, ha contratado al abogado Martin De Luca, del importante jurídico estadounidense Boies Schiller Flexner, para enfrentarse legalmente en Nueva York y Washington al consorcio Rutas de Lima, que lidera el fondo Brookfield y está integrado, además, por la empresa Sigma y la corrupta constructora brasileña Odebrecht.
“Lo único que puedo decir al respecto es que hemos iniciado ciertas acciones para que se encuentre a los responsables de usufructuar un contrato, que están todos los indicios presentes de fruto de corrupción”, manifestó De Luca en el programa  «Combutters», que dirige «Sabelón».
«Y cuando uno se beneficia económicamente a través de una ceguera voluntaria de un activo fruto de la corrupción, puede haber consecuencias muy serias por eso», agregó el letrado, que también fue fiscal en Nueva York. Sin entrar en detalles, Martin de Luca resaltó que una empresa que cotiza en bolsa americana, le «aplican todas las leyes federales relevantes y regulaciones de la comisión de valores».
Asimismo, Martin De Luca se refirió a la adquisición de Brookfield, en el año 2016, del 57% de acciones de Odebrecht en Rutas de Lima, cuando ya había estallado internacionalmente el megacaso de corrupción.
Mejor dicho, “Aquí tenemos una situación en el cual un fondo privado de inversión adquiere un contrato de una concesión que pudo haber sido obtenida con corrupción”, señaló De Luca.
«En esta compra, no puede existir buena fe por parte de Brookfield, porque sabía que obtenía algo extremadamente beneficioso que era producto de la corrupción.
Ello, en alusión al contrato que firmó la exalcaldesa de Lima Susana Villarán con Odebrecht, en donde le entregó en concesión los peajes de la capital a la firma carioca por 40 años, a cambio de 3 millones de dólares en coimas.
Para aquellos idiotas que dudan de todo, les digo quien es el abogado Martin De Luca: asesora a sus clientes sobre acciones de cumplimiento iniciadas por autoridades estadounidenses e internacionales, incluidos asuntos relacionados con la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, la Ley de Organizaciones Corruptas e Influenciadas por Chantistas, así como violaciones de fraude y lavado de dinero. También asesora a sus clientes sobre cómo navegar los regímenes de sanciones internacionales, a menudo abogando ante la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los EE. UU., el Departamento de Estado de los EE. UU., el Departamento de Comercio de los EE. UU., la Oficina de Implementación de Sanciones Financieras del Reino Unido y la Unión Europea.
Como si fuera poco: Descrito por Chambers & Partners como un “abogado excelente y extremadamente sofisticado” y “particularmente bien considerado por su experiencia representando a individuos en disputas e investigaciones transfronterizas de alto perfil”, Martin ayuda a sus clientes a superar los desafíos que plantean los procedimientos legales simultáneos en múltiples países. .
Al principio de su carrera, Martin fue fiscal en el Departamento de Justicia de los EE. UU. como fiscal federal adjunto especial en la Fiscalía federal para el distrito sur de Nueva York y fiscal de distrito adjunto en la Fiscalía del condado de Nueva York. Durante su estancia en el gobierno de los EE. UU., procesó casos relacionados con corrupción pública, fraude complejo, lavado de dinero, evasión fiscal, crimen organizado y narcóticos internacionales, a menudo en asociación con la Oficina Federal de Investigaciones de los EE. UU., la Comisión de Bolsa y Valores de los EE. UU., la Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU., agencias de inteligencia de EE. UU. y socios extranjeros encargados de hacer cumplir la ley.

Vamos Porky, sí se puede!!!

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias