Connect with us

Actualidad

Corea no solo tiene misiles, también yucazas.

Published

on

496 Vistas
¡Clickear Stars!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Se hacen los suecos y resultaron más choros que colombianos.

A muchos idiotas procomunistas en nuestro país les fascina Corea del Norte y aterroriza a otros en partes iguales. Tal vez por ser uno de los últimos países recontra herméticos, un reino comunista en el que una élite hereditaria mantiene el poder con un puño de hierro, con una población que sufre el tremendo aislamiento internacional del país.

Qué pisó, que pasó con el país de una economía boyante, que amenaza al mundo con sus misiles? Norcorea crecía a un ritmo endiablado, con crecimientos interanuales del PIB que llegaban al 25%, fruto de su relación completamente dependiente con la Unión Soviética. A mediados de los años 70, el mundo sabía que el pequeño reino comunista – aún gobernado por Kim Il-sung, el «Líder Eterno» – poseía interesantes recursos mineros. En Suecia, los socialistas empujaron al gobierno a reconocer formalmente a Corea del Norte. Ahí compraron 1000 autos Volvos.

No se trata de un cuento o una simple anécdota, sino de una tremenda «yucaza» registrada hace casi cinco décadas, resulta que Corea del Norte le compró mil autos Volvo 144 que adquirió el abuelo del «chino loco» Kim Jong-un en 1974. Por ello, el país asiático es el principal deudor de los suecos.
Es parte de un reclamo diplomático, porque Suecia no ha previsto condonar deuda. De hecho, Norcorea es su principal deudor, y qué «chino loco» Kim Jong-un, el extravagante -y para muchos peligroso- no le da la gana de reconocer; a pesar que líder supremo de Corea del Norte, dispone de costosas «limusinas blindadas» para moverse tanto en su territorio como cuando realiza viajes oficiales más allá de las fronteras.

Se trata de un Incumplimiento de contrato o estafa? O los norcoreanos se hicieron los suecos? No es robo, no hubo violencia ni sustracción de los carros, se los enviaron en principio por contrato de compra, pero no hay posibilidad de ejercer cumplimiento. Norcorea jamás tuvo la intención de pagar, entonces se evidencia un fraude planteado bajo expectativa contractual, los suecos entregaron 1000 autos Volvos sin cobrarles al menos una parte por adelantado. Se trata de una yucaza de los años setenta cuando Kim-II Sum era el líder Supremo del país, que después su hijo Kim Jong-il en 1991 no reconoció y mucho menos el «chino loco» Kim Jong-um quien lo secede desde el 2011.

En las calles de la capital Pyongyang y otras ciudades norcoreanas es difícil, sino imposible, ver una actualización del parque automotor, al estilo de lo que sucede en Cuba, aún se puede ver vehículos con varias décadas de antigüedad producto de los escasos intercambios comerciales que tienen a disposición, con los países aliados o los que se mantuvieron neutrales en la gran división que se conoció como la Guerra Fría. El acceso al auto en Corea del Norte es un beneficio para pocos, sólo reservado a una elite política o cercana al poder.

El parque automotor del país asiático es muy pobre: se estima que circulan unos 30.000 vehículos, cuando su población ronda los 24 millones de habitantes.

Se van a cumplir 50 años de contraída la deuda en 1974, cuya la cifra Estocolmo le reclama a Pyongyang de unos 330 millones de dólares; el monto original de la transacción había sido de US$ 65 millones (unos 600 millones de coronas). Los intereses hicieron que Corea del Norte pasara a Cuba en la lista de morosos incobrables que tiene Suecia.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias