Connect with us

Actualidad

«La Piel Más Temida» embellece y humaniza a terroristas?

Published

on

224 Vistas
¡Clickear Stars!
(Votos: 2 Promedio: 5)

En el Perú donde los niños se mueren de hambre, es prioridad dar 670 mil soles de nuestro dinero para hacer una película como «La Piel Más Temida», para lavar cara a  TERRORISTAS DE SENDERO LUMINOSO?

¿La apología es delito, por ello se quiere  saber bajo que criterio del Ministerio de Cultura  regala el dinero de todos los peruanos? ¿Tenia razón Morote? Cuando manifestó en Yanamayo, ahora tenemos que conquistar y manejar la educación, la cultura, la iglesia y la justicia, y parece que se está cumpliendo…?

«Ahora descuartizar peruanos se llama equivocación, pobrecitos los del MRTA y Sendero Luminoso».

¿Pobrecitos todos los indemnizados con nuestra plata, mientras los huérfanos de Sendero Luminoso son adoctrinados en la actualidad para seguir la linea de la subversión? ¿De manera edulcorada limpian la imagen de los terroristas, hasta que te des cuenta, pero ya te madrugaron y crees todo lo que ves en el cine.

¿Y los policías y miembros de las FFAA que murieron o sufrieron amputaciones, por desactivar explosivos, fueron abandonados a su suerte, fueron los cojudos abandonados por el Estado? Ahora tratan de romantizar a esos  asesinos delincuentes? Después no se quejen…

«La piel más temida»: es un viaje introspectivo que expone las cicatrices del pasado? No me hagan…

Sinopsis: Una joven descubre, sin buscarlo, que su padre, del que nunca tuvo conocimiento, está encarcelado por su participación en el terrorismo. Esto la lleva a emprender un viaje de reconciliación con sus raíces, enfrentando el recelo y encontrando resultados diversos en el camino, lo que definitivamente cambiará la vida de más de uno.

Ella es Alejandra (27) que  arriba a Cusco, se fue hace 22 años, junto a su madre, y nunca regresó desde entonces a esta ciudad y este país que le son esencialmente ajenos. Llega al Perú para vender, junto a su tío Américo, la casa colonial que su familia materna tiene en la ciudad.

Haciendo trámites, descubre que su padre, que la abandonó cuando ella tenía 3 años, está vivo y preso, por haber militado en Sendero Luminoso, el grupo subversivo maoísta que desencadenó el llamado «Conflicto Armado Interno»-y no un baño de sangre- y , proceso que estremeció al país durante casi dos décadas.

Pese a sus reticencias iniciales, impelida por su tío Américo, Alejandra decide conocer a Pedro, su padre. Mejor dicho bañan  y le lavan la cara e humanizan a Sendero Luminoso».

¡¡Según Calero, algo importante que hace en la película es que no estereotipa ni estigmatiza.

Mejor dicho Joel Calero,  cree que todos somos tarados y nos trae un lobo que aúlla ¡auuuuuuu! -con el auspicio del Ministerio de Cultura-, nos dice que no es un un lobo, sino un «carnero» que bala meeeeeeee!!! (si atracamos estaríamos cayendo en su entringulis chingulis rojimio maoista leninista).

Mejor dicho, según Calero, la identidad es uno de los grandes temas en esta película. Aunque no es consciente del todo, Alejandra intuye que algo le falta y cree que puede encontrar esa respuesta en el padre que descubre que esta vivo. No le importa indagar en detalles, solo quiere conectar con el pasado, como si fuera una deuda pendiente. Básicamente, quiere despertar de esa pesadilla.

Aunque la película no aborda directamente la violencia del terrorismo de Sendero Luminoso, sí encontramos sus estragos en la sutileza. Por ejemplo, en los silencios de Alejandra mientras reflexiona sobre su padre en la cárcel, las miradas evasivas de un padre que prefiere evitar a su hija aún cerca de la muerte, o la canción de un exterrorista que recuerda con dolor aquellos años que aún se sienten frescos.

El encuentro entre la modernidad y el mundo rural, personificado en la relación de Alejandra y su abuela paterna, Dominga, de quien tampoco conocía hasta que fue en búsqueda de su padre. Esta relación se va entretejiendo lentamente debido a la desconfianza, hasta que finalmente la sangre termina por ser más fuerte.

Queda claro, que el cine peruano ha representado la violencia del terrorismo de manera más explícita y ha compartido los testimonios de quienes sobrevivieron a ese período, Calero opta por un enfoque diferente en La piel más temida. La protagonista no experimentó directamente esas atrocidades, pero las heredó.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias