Connect with us

Actualidad

Buscando Tótems para seguir gobernando en Educación

Published

on

1.601 Vistas
¡Clickear Stars!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Por Guillermo Molinari Palomino

Ex viceministro de gestión pedagógica

Hace unos días el Grupo de Educación del Futuro público su esperado sondeo de la Educación Básica, Educación Superior, directivos y líderes de opinión del sector tratando de encontrar los personajes más influyentes en la educación peruana. Pero sería bueno saber que es el Grupo de Educación del Futuro es una “Organización que orienta sus acciones a implementar proyectos de información, investigación, asistencia técnica y difusión de la oferta educativa en el segmento educativo peruano. Desarrolla sus actividades en todos los niveles, desde el preescolar hasta los posgrados a nivel nacional”, y me pareció interesante ver la lista de a quienes ellos sindicaban como personajes influyentes: personajes que habían ocupado cargos importantes en la administración del sector, varios que en su mediana o corta trayectoria poco o nada aportaron cuando ocuparon importantes cargos, inclusive algunos no salieron bien parados de sus respectivas gestiones, aunque hoy aparezcan como los más reconocidos.

Con honrosas excepciones de personajes por todos reconocidos con León Trahtemberg (17.6%), Idel Vexler (13.1%) Liliana Muñoz (10.7%), Edistio Camere (7.9%), Hugo Díaz (7.2%), Vaneza Urueta (6.9%), Susana Díaz (6.8%), Jorge Camacho (5.5%); por sus diversos aportes que cualquiera podría verificar a través de sus trayectorias, se presentan algunos personajes que han contribuido a que no tengamos una propuesta curricular que oriente adecuadamente a nuestros maestros en planificar el desarrollo de los aprendizajes de nuestros estudiantes, un Proyecto Educativo Nacional que quedo desactualizado y poco aplicable que se aprobó en plena  pandemia, formulado por propósitos y que hoy el CNE tiene la gran tarea de revisarlo y ponerlo a tono con las grandes exigencias del país. Hoy más que nunca la población quiere más resultados que discursos y ofrecimientos incumplidos, allí tienen los 2080 colegios del Bicentenario hasta hoy no construidos, libros cargados de ideología, perdidas por incendio de material y recursos educativos que hasta hoy nadie ha explicado, alimentos de Qali  Warna depositados en escuelas y no utilizados para el bienestar de los estudiantes, programas contratados como aprendo en casa donde poco o nada aprendieron nuestros estudiantes, mejor no continuamos sino terminamos más frustrados de lo que estamos.

Mientras aquí nos encontramos buscando Tótems de la educación en otras latitudes se viene discutiendo como cambiaran nuestras vidas en los próximos 5 años como consecuencia que la tecnología será la gran transformadora, y donde se nos muestra que no es necesario “mucho headware nuevo” ya que el acceso a la IA (Inteligencia Artificial) se estará haciendo a través del “teléfono o el PC que ya muchos tenemos conectados a través del internet”, según Bill Gates.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) hace poco ha indicado que “alrededor del 40% de los puestos de trabajo de todo el mundo podrían verse afectados por el auge de la IA”, sin embargo, algunos futurólogos como Gates considera que la historia nos demuestra que con cada nueva tecnología surge el miedo y luego una nueva oportunidad. Esto último me hacía recordar tiempos en que se generaron grandes cambios en las oficinas a finales de la década de los 80 e inicios de la década de los 90 con la introducción de las primeras computadoras, tener que adquirir un nuevo conocimiento en el manejo que esta nueva tecnología, muchas secretarias preocupadas por si las iban a despedir y en proceso descubrieron que su trabajo se facilitó y se fue haciendo de mayor calidad y más eficiente, con mejores presentaciones y la posibilidad de trabajar informes con estadísticas y gráficos, el personal técnico tuvo que prepararse para capacitar al personal, se cambiaron los sistemas administrativos en los colegios que formaban parte del sistema educativo, los maestros tuvieron propuestas de planificación más operativas y prácticas, los educadores en nuestros colegios modificaron sus propuestas educativas y didácticas y nadie fue despedido, por el contrario se generaron nuevas plazas de trabajo y cada vez con uso de más tecnología.

“Retos enormes nos generan los avances tecnológicos, debemos prepararnos para enfrentarlos”

Este sondeo también nos ha mostrado el ranking en la educación superior, en el que al igual de la educación básica, encontramos una mejor identificación y mejor reconocimiento de los personajes más influyente, sin embargo, quedan retos y desafíos mayores que superar frente a un mundo cada días más cambiante y complejo, por ejemplo: en la formación de las facultades de derecho preparar abogados éticos y responsables con la sociedad, médicos que hagan honor a su juramento, ingenieros que no digan que los puentes se desploman y no se caen, la preparación de magistrados y fiscales que no dejen en libertad a delincuentes prontuariados o capturados en flagrancia, con cambios radicales de las propuestas curriculares.

En la educación superior pedagógica y técnica vivimos la dulce espera que se aprueben y publiquen los nuevos Lineamientos Administrativos Generales y se continue con el licenciamiento de las Escuelas Superiores Pedagógicas y Tecnológicas Públicas y Privadas.

Debemos reconocer a las personas que vienen entregando su profesionalidad y saberes con el fin de mejorar la educación del Perú sin estar buscando politizar la educación o que esta sirva de trampolín para ocupar cargos en la administración pública en la cual han demostrado incapacidad e ineficiencia, que no tienen productos que puedan presentar como logros y medios de verificación en su trayectoria profesional.

Hagamos de nuestra educación una posibilidad de desarrollo integral para nuestros estudiantes, revisaba un artículo en educación para el futuro en la que se afirma “En el Perú, cada año unos 300 mil jóvenes terminan la secundaria; de ellos solo un 27% tiene una opción de carrera definida, mientras el 25% duda entre dos carreras, un alto 31% tiene tres opciones por definir y un 18% no tiene ninguna opción definida o no tienen ni idea de qué hacer una vez concluida la secundaría en pocos meses” estadísticas que nos deberían preocupar.

Y por último el desconocimiento que tienen nuestros jóvenes adolescentes de las carreras del futuro con relación a la amplia oferta disponible. Estos son algunos de los Retos que debemos enfrentar y sobre lo que debemos escuchar a los personajes reconocidos en el sondeo realizado.

 

 

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias