El fundador y CEO de Facebook tiene un equipo de seguridad, oficinas con vidrios antibalas y que garantizan una fuga rápida en caso de atentado.

Zuckerberg

Ser la octava persona más rica del mundo, con una fortuna de más de 60 mil millones de dólares, tiene sus desventajas. Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, invierte unos 10 millones de dólares al año (8,9 millones de euros) para asegurarse de que nada malo le pase. Las cuentas son del sitio de negocios estadounidense Insider.

Entre las principales precauciones se encuentra la posición del equipo de seguridad en los eventos en los que participa Zuckerberg. Además de estar juntos con el millonario, también se mezclan con el público para evitar cualquier riesgo viniendo del público.

El cuidado con las bombas es otra constante. Aunque es el director ejecutivo de Facebook, Zuckerberg trabaja en una oficina abierta junto a otros empleados. La diferencia es que este lugar está sobre el garaje del edificio, lo que facilita una fuga rápida si es necesario. El cuidado no se detiene aquí. El lugar está diseñado para que ningún vehículo pueda estacionar debajo de la mesa del empresario, evitando así un posible ataque con coches bomba.

En el mismo piso de oficinas hay una sala de reuniones con paredes de vidrio a prueba de balas. Según algunas de las fuentes citadas por Business Insider, el lugar también tiene una rampa secreta con paso directo al garaje del edificio.

Facebook Commentarios