El activista australiano estaba a salvo del Gobierno ecuatoriano. Pero el cambio de Presidente cambió la relación del fundador de WikiLeaks con el país.

WikiLeaks

En 2012, la embajada ecuatoriana se convirtió en el refugio de Julian Assange. Pero un largo deterioro de la relación entre el fundador de WikiLeaks llevó al fin del asilo por parte de la embajada ecuatoriana. Lo que está en juego son las sospechas de que Assange estaría recogiendo pruebas de corrupción contra el Presidente de Ecuador, Lenin Moreno.

Durante siete años, el número 3 de Hans Crescent, una calle del lujoso barrio londinense de Knightsbridge fue la protección de Assange. La relación comenzó cuando el Presidente ecuatoriano era Rafael Correa. A diferencia del actual líder Ecuatoriano, Correa consideraba a Assange un héroe decidido a defender la libertad de prensa. La creciente tensión entre la nueva presidencia de Ecuador y Julian Assange culminó este jueves, cuando el fundador de WikiLeaks fue detenido por las autoridades británicas.

Con Lenin Moreno, La relación de Assange era más infausta. Mientras Correa trataba a Assange como periodista, Moreno redujo públicamente el estatus de Assange al de hacker en cuanto fue elegido Presidente en 2017.

El enfoque de Moreno siguió lo que prometió durante la campaña electoral. Desde entonces, Assange tenía acceso limitado a Internet y tenía órdenes de “no hacer comentarios políticos, no patinar en los pasillos de la embajada y limpiar la suciedad del gato”, escribe Reuters.

Sin embargo, a pesar de los conflictos, durante la presidencia de Moreno Ecuador ya concedió la ciudadanía al rostro de WikiLeaks y pidió que se le concediera el estatuto de diplomático — petición que Londres rechazó. Pero la tensión no ha dejado de crecer. En enero de 2018, La ministra de Asuntos Exteriores calificó de “insostenible”la permanencia de Assange en la Embajada.

Meses después, Ecuador retiró el acceso a internet y el teléfono para que Assange no pudiera comentar asuntos de política internacional.

El mes pasado, Lenin acusó a Assange de divulgar información personal sobre el Presidente ecuatoriano. El Gobierno de Moreno acusaba a WikiLeaks de ser responsable de un sitio web anónimo que denunciaba a una empresa de offshores supuestamente creada por el hermano de Lenin Moreno para financiar una vida lujosa de la familia Moreno en Europa cuando pasó por las Naciones Unidas.WikiLeaks

La información divulgada incluía fotos privadas de Moreno y su familia, cuenta a Reuters. WikiLeaks niega que Assange estuviera involucrado en la publicación de las denuncias.

“Cruzaron una línea muy grave en los últimos días”, aseguró la ministra de interior de Ecuador, María Paula Romo, en declaraciones a El País, horas antes de la detención de Assange. “En este momento, el Gobierno ecuatoriano y el Presidente son objetivos de una gran campaña, Una campaña de ataque a la reputación que también está siendo orquestada por WikiLeaks”, dijo la gobernante. “El fin del asilo no es sólo una protesta soberana de Ecuador, sino también la consecuencia del reiterado incumplimiento de las normas de asilo y de mínima convivencia.”

A Reuters, la gobernante habla de comportamientos extraños por parte de Assange, describiendo una “conducta higiénica impropia”. El abogado de Assange no comentó las acusaciones, pero Vaughan Smith, cerca de Assange, cree que los cargos son falsos.

El Gobierno ecuatoriano acusa a Assange de un “comportamiento ingrato” y afirma que gastó 6,2 millones de dólares (casi 5,5 millones de euros) para garantizar que el huésped estuviera a salvo en la Embajada.

El Presidente ecuatoriano también acusa a Assange de haber instalado aparatos electrónicos de distorsión no permitidos y de haber bloqueado las cámaras de seguridad de la misión diplomática ecuatoriana en Londres.

Del lado de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson habla de una operación de espionaje en la Embajada. La organización habla de grabaciones de videos, audios, fotografías y copias de documentos legales sobre Assange que estarían listos para ser publicados por Ecuador.

Fuentes cercanas a Assange señalan también que, desde que Moreno asumió la presidencia, la mayoría del equipo de la Embajada ha sido modificado. Según los amigos de Assange, el nuevo equipo de diplomáticos era afable para las visitas, pero no para el activista.

En Bruselas, el ex Presidente de Ecuador dijo que Moreno entregó a Assange “a sus ejecutores”.

Facebook Commentarios