La organización Equalia acusa a una empresa de maltrato animal. Las condiciones higiénicas y los abusos a los animales han sido registrados por una cámara oculta.

matadero

La organización Ecualia presentó este lunes una denuncia penal contra el matadero cárnico Selvánes de Madrid por abuso de animales. La organización acusa a la empresa de infringir la Ley Europea de bienestar Animal y de anomalías en las condiciones higiénicas.

Las imágenes, capturadas por una cámara oculta y cedidas por la organización y publicadas por el periódico El País, muestran a los trabajadores poniéndose encima de los animales. Las imágenes también capturaron a los trabajadores disparando y golpeando corderos. Los trabajadores tienen que coger también algunos animales porque ya no se mantienen de pie.

El matadero en cuestión, situado al sudeste de la región de Madrid, en Villarejo de Salvanés, forma parte de una empresa familiar administrada por tres hermanos. Sobre el terreno se sacrifican corderos, ovejas, vacas y cabras, y luego se consumen en la región de Toledo, al sur de la capital española.

Hasta principios de este año, la empresa poseía un certificado Halal, lo que significa que, en algunos lotes, el matadero sacrificaba a los animales de acuerdo con la religión islámica: sólo se sacrifican los animales sanos y en buenas condiciones de higiene.

Sin embargo, las imágenes tomadas por las cámaras entre junio y septiembre de este año muestran lo contrario: malas condiciones de higiene y animales que ya no están en condiciones de levantarse.

La Ley Europea de Bienestar Animal establece que un animal que no pueda caminar no debe ser arrastrado o transportado al lugar de la matanza. Por lo tanto, los animales que en el vídeo no pueden mantenerse en las cuatro patas deberían ser asesinados en ese mismo lugar. Sin embargo, las imágenes capturan al animal siendo arrastrado por los trabajadores.

Seguro te interesa  Coronavirus: Bild le canta la tabla al presidente Xi Jinping

Además de la denuncia de irregularidades como esta, Igualia hace campaña para la “aplicación progresiva de cámaras de vigilancia en los mataderos”, con el fin de ayudar al cumplimiento de los reglamentos impuestos por la ley europea.

El coordinador general de la organización que ha presentado esta semana la denuncia penal ha afirmado que Igualia ha pedido “que se instalen [cámaras] donde haya manipulación de animales vivos y que las imágenes se almacenen durante un mes de conformidad estricta con la Ley de protección de datos”. Además, la organización pide que las imágenes sean “analizadas por el mismo operador de la oficina de seguridad alimentaria de la comunidad de Madrid”. Se trata de un sistema que ya está implantando en países como Inglaterra, Escocia o Israel, a los que Portugal exporta también animales vivos.

La Comunidad de Madrid considera, sin embargo, que la obligación de instalar cámaras en los mataderos es una decisión que debe tomar el Estado.

Además de las inspecciones diarias previstas en la ley, también se realizan auditorías de los procedimientos de trabajo establecidos por los propios trabajadores de los mataderos, que incluyen “aspectos de higiene y bienestar animal”, explica una fuente del Ministerio de Sanidad de España al diario El País. En el matadero Cárnicas Salvanés esa auditoría se llevó a cabo en agosto.

Facebook Commentarios