Algunos bañistas que estaban en una playa de la ciudad rusa de Arkhipo-Osipovka, junto al Mar Negro, asistieron el pasado viernes a una formación de un tornado, y decidieron permanecer en la playa en vez de optar por huir. Los videos compartidos en las redes sociales muestran el momento en que todo sucedió.

 

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Parque De Las Leyendas se convierte en un infierno