Connect with us
videntes buenas videntes buenas

Esoterismo

VIDENTES BUENAS: ¿Qué hacen las videntes buenas y si pueden ser fiables?

Published

on

¡Clickear Stars!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Las videntes buenas son capaces de predecir el futuro. Establecen un canal de luz para recibir los mensajes del universo. Sus poderes esotéricos se han manifestado desde muy temprana edad. Aunque es, llegada la adultez, cuando tienen un mejor control de sus dones.

Por lo general, emplean las cartas de Tarot para consultar con los astros. Sin embargo, pueden valerse de muchos tipos de mancias para conectarse. El éxito de su trabajo, se comprueba con sus aciertos. Pero lo más importante es la conexión que pueda lograr con el consultante.

Luna Vila y Elena vidente:

ESMERALDA Llanos:

Seguro te interesa VIDENTES buenas de CONFIANZA: ¿Qué vidente buena de confianza podemos tener?

Resto de los países:

Omitie:

930 505 015

Sobre las videntes buenas se han contado muchas historias. Algunas de ellas dejan mucho que desear. Ya que se alejan, tanto de la verdad como de sus propósitos espirituales. Los cuales hacen realidad con la ayuda de los astros y los arcanos del Tarot.

Consultar con videntes buenas es el deseo de muchos. Principalmente porque con ellas pueden recibir consejo. Canalizando su energía y ofreciendo las respuestas que persigue. Tener una respuesta del cosmos en relación con tu pasado presente y futuro. Hoy más que nunca, cuando la información adecuada puede cambiarte la vida.

Afortunadamente, encontrar los servicios de una adivina puede ser tarea fácil. Sobre todo, con tantos anuncios en internet. Sin embargo, lo realmente difícil es tener la certeza de hallar videntes buenas. Ya que también abundan las hechiceras de mentira y las falsas adivinas.

Recurrir a las videntes buenas es la mejor manera de saciar tu curiosidad. Conocer el destino, la suerte o incluso sobre decisiones trascendentales en tu carrera. Las recomendaciones y las advertencias para transitar por la vida con certeza y seguridad.

¿Qué es una vidente? Significado

Para ser una vidente hace falta mucho más que saber tirar las cartas del Tarot. La vidente buena no necesita hacer grandes y misteriosas demostraciones. Sus aciertos son su mejor carta de presentación. Ya que dejan por sentado que su conexión espiritual es potente y verdadera.

La vidente tiene el don de ver, no solamente lo que está a la vista. Sus habilidades les permiten develar lo oculto ante el mundo físico, mas no al espiritual. Son llamadas tarotistas, clarividentes o adivinas porque pueden predecir el futuro. Pero es un error llamarlas hechiceras o brujas.

Está demás decir, que una vidente tarotista utiliza las cartas del Tarot. Aunque es lo más popular, esta no es la única herramienta de adivinación. Por lo tanto, la vidente buena suele dominar varias técnicas. Para las cuales siempre necesitará sus poderes de conexión astral e interpretación del oráculo.

La energía de cada consultante es única, y también el mensaje que recibe. Una tarotista poderosa interpretará el secreto de los arcanos, siempre que estos así se lo permitan. Poniendo de manifiesto su sensibilidad y necesidad de llevar a quien consulta por el camino del bienestar.

Saben que sus dones llevan consigo una gran responsabilidad. Y asumen su compromiso como seres de luz. Guiando y aconsejando, pero dejando siempre la decisión en manos del consultante. Mostrando los caminos y el destino que le aguarda en cada uno de ellos.

¿Qué hacen las videntes buenas?

Su labor es servir de canal esotérico entre los arcanos y el consultante. Es decir, revelan los mensajes que los astros tienen preparados. Bien sea a través de una tirada de cartas o cualquiera de las mancias que use para la adivinación.

Desde muy jóvenes se preparan para dar y recibir revelaciones del cosmos. Se toman muy en serio su papel como guía y consejera. Trabajan con la verdad, aun en las situaciones más difíciles. Permitiendo al consultante evolucionar y alcanzar su madurez espiritual, según sus propias necesidades.

Aunque su propósito es ayudar, no siempre reciben la gracia de hacerlo. Antes de cada sesión, piden autorización a los arcanos. Consultando la conveniencia de prestar sus servicios o no. Haciendo probable que, en un momento específico, y por mandato divino, no estén disponibles para ti.

Cuando la ocasión es propicia para llevar a cabo la tirada de cartas. Entonces te dirán lo que deseas saber e incluso más. Es común que el cosmos aproveche la oportunidad para develar sus secretos. Sobre todo, si el mensaje te ayudará a tomar decisiones o te alejará del peligro.

El poder de la videncia que les fue otorgado, les permite conocer el pasado, presente y futuro. Examinar las cargas energéticas de tu entorno familiar y profesional. De este modo, llegan a saber detalles sobre tu salud, negocios, relaciones familiares y amorosas.

¿Cómo saber si es una vidente buena?

Para saber cuándo estás en la presencia de una vidente buena, no basta con simples recomendaciones. La energía que percibes en tu consulta, es un punto importante. Incluso si está entre las adivinas más reconocidas, si no hay conexión y empatía, probablemente no tendrás el resultado que esperas.

Si bien es cierto que la vidente buena goza de prestigio. Llegando incluso a ser recomendadas por otras adivinas y tarotistas. La experiencia de otros clientes puede darte una idea general de sus habilidades. Pero nada sustituye el hecho de experimentar en carne propia su atención.

Su poder de clarividencia solo requiere de la conexión espiritual que alcance. Por lo tanto, no debería hacerte demasiadas preguntas. Salvo por aquellas de tipo confirmatoria. El resto de la consulta debe estar enfocada en responder más que en preguntar.

Una adivina verdadera no tiene nada que esconder. Siempre podrás hallar su foto, dirección, números de contacto y condiciones del servicio. Un elemento adicional a considerar, serán los aciertos reportados. Así como los comentarios (buenos y malos) de quienes han sido atendidos por la tarotista que pretendes escoger.

Para la vidente buena, el principal objetivo es satisfacer a quien consulta. Esto no significa que dirá lo que deseas escuchar. Sino aquellos mensajes que los arcanos han de revelarte. Que, según la divinidad, necesitas saber en el momento de la tirada.

Así te ayudan las videntes buenas

Las habilidades de las videntes buenas están dedicadas en hacer el bien. Brindan tranquilidad y conocimiento por medio de sabios consejos. Los cuales provienen directamente de la voluntad divina. Aliviando la incertidumbre sobre asuntos trascendentales para el consultante. Y ofreciendo respuestas oportunas y reveladoras.

Cuando el mensaje no es del todo alentador, las tarotistas expertas sirven de guía y consuelo. Enfocando los esfuerzos en sobreponerse al peligro, retomar el camino y seguir adelante. Si bien, hay situaciones que no se pueden evitar, la vidente buena ayuda a tomar mejores decisiones para afrontarlas.

Ponen ante ti, no solamente un mensaje, sino también la forma de aprovechar o resolver cada situación. Aunque tienen una sensibilidad especial para transmitir su mensaje. No ocultarán lo que el oráculo te revela, dirán las cosas tal como les han sido encomendado.

Las videntes buenas son consultadas con frecuencia para encontrar ayuda en conflictos amorosos. También en busca de consejo profesional, conveniencia de una sociedad, inversiones o amistades. Para conocer el destino de una relación o para descubrir trabajos esotéricos que te estén afectando.

Cuando has recorrido parte del camino espiritual junto a ellas, su misión es de acompañamiento. Están para confirmar tus decisiones y ratificar tus presagios en determinadas situaciones. Después de todo, con las videntes buenas adquieres un nuevo modo de percibir el universo que te rodea.

Encontrar videntes buenas, traerá como resultados cambios trascendentales en tu vida. Ya que, estarán a tu entera disposición para que alcances la plenitud, prosperidad y el amor. Dejando de lado lo que pueda interferir en tu camino hacia la felicidad.

¿Cómo encontrar videntes buenas y fiables?

Encontrar videntes buenas y fiables es mucho más fácil. Ahora cuando existen tantos canales de acceso a sus servicios. Las consultas telefónicas, citas personales o a través de internet; se presentan como las opciones más frecuentes. Presta atención a los detalles y si consideras que no hay información suficiente, puedes comenzar a sospechar.

Muchas videntes buenas mantienen información actualizada en sus redes sociales. Dejando atrás el misterio de su profesión y mostrándose accesible a más personas. Sin embargo, lo mismo pueden hacer quienes buscan sacar provecho de tu necesidad. Presentándose como adivinas y tarotistas cuando no lo son.

Para tener mejores probabilidades en tu búsqueda de videntes buenas. Procura seguir los siguientes consejos:

  • Prefiere las tarotistas que consultan sin gabinete
  • Los servicios demasiado baratos son sinónimos de malas experiencias
  • Revisa con detenimiento las recomendaciones y testimonios
  • Si de entrada percibes incomodidad o recibes comentarios prejuiciosos, enciende tus alertas.
  • Escoge entre las videntes buenas, aquellas que te ayuden a encontrar respuestas y no quien te cargue de complicaciones.
  • Procura aquellas adivinas con las que puedas establecer un vínculo de confianza, más allá solo de un servicio de lectura de tarot.

Las adivinas y tarotistas suelen llegar a ti en momentos de dificultades. Y gracias a su energía esotérica y consejo puedes aprender a superarte. Se alegran con tu crecimiento personal, brindándote confianza y optimismo para tomar decisiones. Las videntes buenas pueden convertirse en tus mejores aliadas. Un tarotista bueno o tarot es posible con nosotras.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias