Las vacaciones de julio llegaron y uno de los destinos más buscados en este período son las estaciones de esquí. La adrenalina del deporte extremo en la nieve contagia a los viajeros que esperan esta época del año para vivir en países propicios para la práctica del deporte.

Pero, a pesar de toda la ansiedad para este momento, es preciso poner los pies en la tierra, incluso antes de ponerlos en la nieve, para que todos los cuidados puedan ser tomados en este período. Se enumera aquí algunos cuidados para evitar problemas durante las vacaciones.

“Países como Chile y Suiza son muy solicitados para los deportes extremos, principalmente en la temporada de julio. Sin embargo, estos mismos países terminan siendo mayores en siniestros cuando hablamos de esquí y patinaje de hielo, una vez que la cantidad de personas que si sufres un accidente es grande. Por eso, nuestro principal consejo es que los turistas estén preparados – aún más si son de practicar estos deportes – y contraten el seguro de viaje, si mirando para la inclusión de la cobertura adicional para este tipo de deporte”, explica el experto.

Por cuenta de las bajas temperaturas, la mayoría de los riesgos asociados a un viaje a la nieve está relacionada con las lesiones musculares y óseas, peligro de caída y velocidades elevadas. Y estar preparado para estas situaciones es esencial para quien no quiera tener mayores problemas durante la estancia. Echa un vistazo ahora a los consejos para las vacaciones de julio en las ciudades frías:

Seguro de viaje es fundamental

No tener un seguro de viaje puede traer dolores de cabeza en cualquier paseo, sin embargo, cuando se trata de turismo dirigido a los deportes extremos, la contratación de un seguro es más que fundamental. Por eso, el consejo es prevenir y poder vivir los mejores momentos de las vacaciones.

La práctica de deportes extremos requiere coberturas adicionales

Es muy importante que los turistas que quieren aventurarse piensen en la contratación de un ascenso en el seguro para tener una cobertura más amplia para la práctica de deporte. La actualización funciona como un pago que el turista contrata para dejar el seguro aún más completo y adecuado a sus necesidades, y puede ser utilizado para diferentes coberturas, como gastos médicos, pérdida de equipaje, el embarazo, el robo de equipos electrónicos, entre otros.


Esté atento a los locales muy por encima del nivel del mar

Conocido como el mal de la montaña, los turistas pueden sentir la falta de oxígeno en los puntos superiores a los 2 mil metros de altitud. Esto hace que las personas sientan síntomas como fatiga, dolores de cabeza, náuseas, vértigo y hasta sangrado nasal. En casos extremos, el “mal de montaña” alta puede causar edema pulmonar o cerebral.

 

Quemaduras solares  si pueden acontecer en lugares fríos

A pesar del frío, los turistas están expuestos a las quemaduras solares y la hipotermia. Esas situaciones pueden ser evitadas con los cuidados especiales, principalmente, aplicando protectores solares y el equipo adecuado para el deporte.

 

Facebook Commentarios