Connect with us

Actualidad

Verónika Mendoza; peligroso vendaval chavista

Published

on

 Aunque la comunista se vista de seda, comunista será

Mientras la situación política, económica y social se degrada por la corrupción y el desastre sanitario, la candidata  Juntos por el Perú, la excongresista Verónika Mendoza Frisch, postula a la presidencia de la República, tratando de conquistar con su plan de gobierno caduco y desfasado  a los electores distraídos. Un plan de 18 objetivos estratégicos en diversos temas, igual que los antisistemas repite la muletilla de una “nueva  Constitución”, con cambio profundo del modelo económico,  salud y la lucha contra la pandemia, propuestas a problemas identificados en las dimensiones social, económica, ambiental e institucional, según ella, el Perú depende “excesivamente de la exportación de minerales”. Propone diversificar la economía mediante el turismo y agricultura, aunque no da detalles sobre cómo lo logrará.

“Quiere manejar el Estado como si fuera su chacra: “Construiremos  viviendas para familias de menores ingresos con financiamiento público, lo que dinamizara  el empleo local. Tambien vamos a facilitar el acceso a un bono familiar habitacional y crearemos un programa para rebajar los intereses de los créditos hipotecarios con garantía estatal”.

“En su lista congresal lleva perros, pericotes y gatos como una muestra de desesperación y oportunismo que hasta ahora le cuesta a la izquierda  dividida terminar en picadillo sin cabeza de león ni cola de ratón, por ejemplo sus referentes son Roberto Sánchez e Isabel Cortez, Giannina Avendaño, Sergio Tejada, Grace Baquerizo, Mario Ríos, Sigrid Bazán, Arturo Ayala, Gahela Cari Contreras, Carlos Glave, Lucía Alvites, Roberto Rodríguez Rabanal, Marité Bustamante, Jorge Rodríguez, Evelyn Capchi, etc. El mensaje de “refundar el país” no es el mensaje de una izquierda democrática, sino de una izquierda dictatorial que no piensa en los canales de función y gestión de los tres poderes del Estado, ni los organismos autónomos”.

La Vero, como mujer provinciana, profesional, luchadora  pierde una gran oportunidad al recorrer el país y pactar con Dios y con el Diablo, ser reconocida y conocida, más allá de su imagen física – con su ‘trenza’ andina que solo usa en campaña  para la foto- no tiene un horizonte claro, ni una promesa bandera que la identifique, que haya construido ¿Qué  ha realizado Verónika Mendoza durante su carrera política? Nada, su mayor acción fue como secretaria de Nadine Heredia. Lo que tiene, es una mochila cargada de piedras por no deslindar con las “agenda de su jefecita  Nadine Heredia”, de Nicolás Maduro, de Susana Villarán, tiene un discurso trillado y conflictivo sobre el sector privado  que no cala en el electorado por la sombra  de ese conglomerado de rojimios antisistemas, proterrucos, chavistas, que la rodean.

Lo curioso es que “la francesita de trenzas largas” no ha sabido explicar con dos o tres mensajes claves sus promesas de campaña a sus electores ni a la opinión pública, y menos contar con una estrategia técnica que las refuerce, sus entrevistas  especialmente en los programas dominicales de televisión, con sus respuestas previsibles, no conquista, ni sorprende con ideas, propuestas, ni mensajes nuevos. Sabiendo que esta campaña electoral es corta,  no es como la del 2016, hoy es muy diferente,  no se puede quedar con el mismo discurso del pasado, más aún cuando ese discurso fue utilizado por el expresidente Ollanta Humala que además lo perfeccionó para luego firmar la famosa “hoja de ruta” que ella avaló.

La bulla que hace en redes sociales tiene diferentes mensajes populistas sin ninguna direccionalidad, que asustan al electorado, como si caminara por un “mercadillo” y tienes varios “jaladores” que ofrecen de todo enamorando.  El problema es que los rojimios se creen los más más, se sientes suficientes  no necesitan un Plan de Campaña Dinámica de expertos en Marketing Electoral y Estrategias (comunicación interna, war room, contrainteligencia, gestión de medios, construcción de mensajes, creación y manejo de crisis, guerrillas, etc), y así quieren llegar  a todos los ‘públicos’ con mensajes que si no son reafirmados en el tiempo se pierden fácilmente en la memoria del electorado.

“Si evaluamos al chavismo con su  “socialismo del siglo XXI”, que fue un falso discurso apoyado  por Fidel Castro, Lula, Evo Morales, Ortega, Kirchner,  esta  corriente socialista revolucionaria fue el derroche y la farra de los petrodólares, mientras en Venezuela no se hacían los cambios de fondo que podían beneficiar en forma duradera a los trabajadores y el pueblo, sino que se gobernaba con la burguesía y las multinacionales. El deterioro de las condiciones de vida, el hambre de los trabajadores y el pueblo venezolano, es deplorable, millones han  fugado a países vecinos  en busca de una mejor oportunidad de vida que se agravo bajo el gobierno hambreador y represivo de Nicolás Maduro”.

Esto se quiere para el Perú?  la aspirante  al sillón presidencial  por Juntos por el Perú, señala que con el “terruqueo” a los políticos en el marco de las elecciones del 11 de abril, es una estrategia de quienes no están dispuestos a que las cosas  cambien, que lo único que se  busca con esto es dividir a la población.  Está convencida que la lucha por la construcción de una próspera sociedad socialista del siglo XXI  será impulsada firmemente por un posible gobierno de Juntos por el Perú, además  defenderá con uñas y dientes a Nicolás Maduro, invalidando el informe de las Naciones Unidas y culpar a los  Estados Unidos de intervencionismo, bloqueo y conspiraciones diversas contra Venezuela.

La izquierda  confunde el famoso lema “Uno para todos y todos para uno” que aparece solo una vez en toda la obra de Alejandro Dumas. Sin embargo, se ha hecho famoso mundialmente y, sin duda, es porque encarna mejor que cualquier otro discurso o hazaña los valores de los mosqueteros, lo que los une. Para hacer que los equipos adopten una verdadera visión, hay que implementar acciones concretas en términos de estructura (quién hace qué), cultura (las normas y los símbolos dentro del grupo) y relaciones de poder (cuáles son las cualidades y puntos débiles de cada uno y las alianzas en el interior del grupo). Como el valor no espera el transcurso del tiempo, D’Artagnan encuentra el mejor lema posible para hacer que los tres mosqueteros adopten su proyecto: «Uno para todos y todos para uno ».

Aquí está el problema,  la fórmula presidencial que acompaña, como los candidatos al Congreso, cada uno se dispara a su manera y sin objetivo alguno, ni son ecos de su presidenta, desconectan a la masa electoral. Como sostener que al estar las minas bajo el poder empresas privadas, los niveles de contaminación aumentaron, a tal grado de que las personas se contaminan con el plomo, llegándoles a la sangre y afectándoles de gravedad. O que las hidroeléctricas también contaminan?  Cuando hoy no hay plomo que contamine puesto que todo eso se solucionó hace más de 25 años, lo cual provocó una disminución en la contaminación, que  sin Hidroeléctricas no habría luz, estaríamos en la oscuridad. Que en el caso de  “Tía María tiene un expediente técnico que ha sido observado un millón de veces, que hoy día ya nadie habla de consulta previa, ahora sólo se habla de licencia social. “La Consulta previa está regulada, ojo la consulta previa es solo para pueblos originarios ese es el convenio de la OIT 169, en el Valle de Tambo no hay pueblos originarios.

Esta falta de articulación se debe a la omisión de un plan dentro de su equipo de campaña, el jefe de campaña debe asumir este pasivo que muchos candidatos no toman en cuenta por ignorancia o falta de experiencia, y Mendoza no es ignorante ni le falta experiencia, pero sí ‘liderazgo’. El reclutar personas con oficios que representen un sector que no suma ni el 2% de tus votantes es jugar con tu ego además de humillarlo públicamente, la historia siempre ha repetido lo mismo: ¡estas personas sacadas de última hora no llegan al Congreso, no suman y tampoco ayudan! Recordemos experiencias pasadas con Toledo, Guzmán, PPK, Vizcarra y Sagasti.

Se puede sostener que el empresario privado  es enemigo del pueblo, cuando su entorno familiar y partidario son empresarios y ella vive en un modelo que le ha permitido cosechar riquezas que hoy goza. Este es el comportamiento de la izquierda  ignorante que se da el lujo de señalar a un sector que da empleo y sigue apostando por la inversión en un país donde no existen condiciones sociales ni estabilidad económica ni política para seguir invirtiendo.  Hace poco se conmemoraron los 72 años del comienzo de la “próspera” sociedad socialista de Corea del Norte que, gobernada por la sanguinaria dinastía de los Kim, solo ha traído muerte, hambruna y miseria para ese pueblo. En Venezuela, Nicolás Maduro seguirá ordenando asesinatos selectivos y la persecución política a los disidentes. En uno y otro caso, las dictaduras seguirán vigentes, con la venia y complicidad del Partido Juntos por el Perú.

Lo mejor que puede hacer una persona antes de emitir su voto el 11 de abril,  es informarse minuciosamente acerca del currículum de cada candidato y no dejarse llevar por la simpatía, o por sus discursos bien adornados, o quizás porque la prensa mermelera no los quiera meter por los ojos, ya tenemos experiencia con esto, autoridades corruptas nunca más. Es de esperar que los electores no sean engañados por el espejismo que representa Verónika Mendoza, como reza el dicho, aunque el comunista se vista de seda, comunista queda, y no hay que esperar que ocurra un milagro en la centroizquierda para salvar a Perú de convertirse en Cuba o Venezuela.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias