La oposición venezolana ha acusado hoy o violarán cabello menos una resolución de las Naciones Unidas al permitir realizar un análisis de la compañía aérea iraní Mahan Air a Venezuela, a pesar de haber sido sancionada, a partir de 2011, por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Por otra parte, pidió a la comunidad internacional que declare al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV, el partido del Gobierno) como organización terrorista por la supuesta entrega de armas a grupos de civiles, afectos al régimen venezolano.

venezuela

Esta posición fue presentada en un acuerdo parlamentario difundido en Caracas por la Comisión de política Exterior, soberanía e integración (CPESI) de la Asamblea Nacional, por William Dávila.

“Queremos denunciar que la alianza entre Nicolás Maduro e Irán no es una relación económica, sino una alianza de dos regímenes que son patrocinadores del terrorismo y, en consecuencia, advertimos que Venezuela se está convirtiendo en un centro de operaciones de Irán en América Latina”, explicó a los periodistas.

Según Dávila, ambos regímenes se benefician del” contrabando ” de oro venezolano que se habría extraído en vuelos que la compañía aérea iraní Mahan realizó los días 22, 23 y 25 de abril pasado para el Aeropuerto Internacional Josefa Camejo, en el Estado venezolano de Falcón (centro-norte del país).

“En 2019, (Nicolás) Maduro retiró lingotes de oro del Banco Central de Venezuela que envió a Uganda para ser fusionados e introducidos en redes de contrabando en Dubai. Luego los dividendos fueron enviados a Irán. Este oro se extrae ilegalmente y con la sangre de mineros venezolanos masacrados por disidentes del Ejército de Liberación Nacional (de Colombia) y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia”, dijo.

Seguro te interesa  Brasil: Bolsonaro pide a los brasileños que no le den munición al canalla de Lula da Silva

Según la prensa venezolana, Mahan Air habrá extraído unas nueve toneladas de oro de Venezuela, equivalentes a 500 millones de dólares estadounidenses (450 millones de euros).

En el Acuerdo, la CPESI hace un llamamiento al líder de la oposición, Juan Guaidó, para que “alerte sobre esta situación” a la Secretaría General y al Consejo de seguridad de las Naciones Unidas, así como a la organización de Estados Americanos.

En el Acuerdo, la oposición pide también a los gobiernos del mundo que declaren al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV, el partido del Gobierno) como organización terrorista.

Según la oposición, en 2007 el PSUV ” entregó 15 mil fusiles Kalashnikov a miembros del Frente Francisco de Miranda (organización pro-régimen) y, posteriormente, el 11 de noviembre de 2019, se anunció la entrega de 321.433 rifles a los círculos Bolivarianos (organización de defensa de la Revolución), lo que representa una amenaza peligrosa para la región (América Latina)”.

Facebook Commentarios