El grupo, que se dirige al norte hacia la frontera con Ecuador, está compuesto por 28 venezolanos, incluidas siete mujeres, una de ellas embarazada. También hay un perro que adoptaron en Lima.

“De vuelta a casa” es el lema de 28 inmigrantes venezolanos que, con las maletas en la mano, caminaron este jueves (21) en un camino desde Perú de regreso a su país, después de perder su trabajo en Lima debido al coronavirus. 

venezolanos

“Nuestra situación es muy dramática, no tenemos dinero para nada, no tenemos comida, no tenemos dónde dormir, es por eso que estamos regresando a nuestro país”, dijo a AFP por teléfono Orangel Cabezas, 42, líder del grupo. 
“Tratamos de soportar la cuarentena y el aislamiento, pero no pudimos, dejamos nuestros hogares desalojados. Nuestro objetivo era poder mantener a nuestros hijos, nuestros padres. Ese objetivo se rompió con la pandemia”, dijo Orangel. 
El grupo, que se dirige al norte hacia la frontera con Ecuador, está compuesto por 28 venezolanos, incluidas siete mujeres, una de ellas embarazada. También hay un perro que adoptaron en Lima. 
Los 28 se reunieron en un centro comercial al norte de Lima el miércoles y tuvieron que pasar por alto los controles policiales en la ruta. 
“La policía no nos dejó salir. Perú fue muy amable con nosotros si pudiéramos quedarnos, lo estaríamos”, dijo Cabezas.
El grupo tiene un largo viaje por Ecuador y luego Colombia, hasta llegar al país, involucrado en la peor crisis económica y social de la historia reciente, que ha estimulado el éxodo de millones de personas.
El grupo, con personas entre 19 y 60 años, caminaba este jueves a la ciudad de Chancay, 70 km al norte de Lima, y ​​espera detenerse cuando llegue a Huacho, a 140 km de la capital peruana. 
“Dormimos (de miércoles a jueves) en pedazos de cartón. El frío era muy intenso, incluso mojaba la hierba”, dijo Cabezas, quien llevaba una gorra de béisbol y una máscara con la bandera de su país.
 “Traemos 200 máscaras y alcohol, todos estamos sanos. Este (coronavirus) es invisible, pero hasta ahora, gracias a Dios, estamos bien”, agregó. 
Perú ha recibido más de 800,000 migrantes venezolanos desde 2016, cuando la crisis empeoró en la antigua potencia petrolera y las autoridades peruanas facilitaron su entrada con leyes de recepción que los autorizaban a trabajar. 
La diáspora venezolana que llegó a Perú lo hizo en condiciones complejas, principalmente por tierra y a pie después de cruzar Colombia y Ecuador, la misma ruta que esta columna planea revertir.
Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Intervienen a escolares que iban a ver enlace pornográfico del Ministerio de Educación