VIH.-Ensayo clínico va a ser ahora ampliado a 2.600 mujeres en África del Sur

Una vacuna contra el VIH se ha probado en cerca de 400 personas, de diferentes ubicaciones geográficas, y se mostró segura y capaz de activar el sistema inmunológico de los participantes en el ensayo clínico. Los resultados representan un paso importante “para la creación de una vacuna que pueda llegar a ser autorizada en el futuro”. Esta es la quinta vacuna experimental contra el VIH probada en 35 años.

A pesar del éxito de las primeras pruebas, el responsable del ensayo, el virólogo Dan Barouch, pidió cautela en la evaluación de los resultados, ya que no existe garantía de que los próximos sean igualmente positivos.

Sin embargo, los datos que ya son conocidos representan un gran avance en la investigación de una vacuna contra el virus. Hasta ahora, la gran diversidad de cepas del VIH ha sido el principal obstáculo para el éxito de todas las vacunas que han sido probadas, se lee en la revista científica The Lancet, en donde el estudio fue publicado.

En 2016, se han diagnosticado más de 1,8 millones de nuevos casos de infección en todo el mundo – 160 mil en Europa – y todavía no existe ninguna vacuna profiláctica con licencia.

Durante el ensayo, se han llevado a cabo estudios paralelos en humanos y monos rhesus y las pruebas han demostrado que puede ser utilizada en seres humanos de diferentes regiones geográficas.

Los participantes fueron reclutados en 12 clínicas en África Oriental, África del Sur, Tailandia y Estados Unidos. Fueron incluidos en participantes sanos, no infectados por el VIH (con edades comprendidas entre los 18 y 50 años) y que se consideran de bajo riesgo para la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana.

La vacuna experimental fue bien tolerada y se mostró eficaz tanto para personas adultas como para los monos rhesus. Además, generó una respuesta fuerte y sostenida del sistema inmunológico de ambos.

“Estos resultados deben ser interpretados con cautela”, explicó el autor principal del estudio, Dan Barouch, citado por El País.

“Los desafíos en el desarrollo de una vacuna contra el VIH no tienen precedentes y la capacidad de inducir una respuesta inmune específica al VIH no indica necesariamente que la vacuna protege a los seres humanos de la infección”, añadió.

El ensayo clínico va a ser ahora ampliado a 2.600 mujeres en África del Sur en riesgo de contraer el virus y se esperan resultados más amplios para 2021 o 2022.

“Necesitamos tanto de una vacuna”, dijo François Venter de la Universidad de Witwatersrand (Sudáfrica), pero “ya conocemos esto: vacunas experimentales más prometedoras que no se concretan”, añadió, citado por la AFP.

“Probablemente no es la vacuna definitiva, pero puede ser un avance fenomenal”, dijo el francés Jean-Daniel Lelièvre, del Instituto de Investigación de Vacunas. “En el mejor de los casos” esta investigación se producirá una vacuna manejable dentro de “casi 10 años”.

Cerca de 37 millones de personas viven con el VIH o con SIDA, según la Organización Mundial de la Salud. Desde que fue diagnosticado, en los años 1980, la enfermedad ha matado a cerca de 35 millones de los 80 millones de infectados.

Portugal es de los más exitosos en la lucha contra el VIH

España está entre el selecto grupo de países europeos con más personas con VIH diagnosticadas y con más pacientes en tratamiento que dejaron de transmitir la infección, reveló este jueves un responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En una entrevista a la agencia Lusa, el coordinador del Programa de Enfermedades Transmisibles de la OMS, Masoud Dara, dio la bienvenida a la evolución registrada en los últimos años en la lucha contra el sida.

“Portugal ha hecho un recorrido ejemplar en la prevención, detección, tratamiento y cuidado de los pacientes con VIH”, afirmó Masoud Dara, subrayando que el país ha alcanzado casi todos los objetivos establecidos en el programa de las Naciones Unidas para el VIH/sida – ONUSIDA, conocido como 90/90/90.

El programa pretende que en 2020, el 90% de las personas con VIH/sida están diagnosticadas, que el 90% de los diagnosticados estén en tratamiento y que el 90% de los que están en tratamiento de alcanzar una carga viral indetetável hasta el punto de ser imposible transmitir la infección.

Portugal ya ha alcanzado uno de estos objetivos, la identificación de las personas infectadas.

“Ejemplar” es el adjetivo elegido por Masoud Dara, que coloca así a Portugal al lado de países como Dinamarca, Islandia, Suecia, Gran Bretaña e Irlanda del Norte, que ya han alcanzado la meta de los 90-90-90.

Sin embargo, la media de los 53 países europeos que participan en el programa revelan una situación preocupante: sólo el 69% de los pacientes están identificados, la mayoría no está en tratamiento (58%) y sólo el 36% de los pacientes que están en tratamiento dejaron de ser una amenaza en la transmisión del virus.

Masoud Dara señala la situación vivida en los países de la Europa del Este como la principal razón para que estos porcentajes tan bajas, ya que en esa región del globo, el sida sigue siendo un tema tabú.

“En 2016, había 160 mil nuevos infectados en Europa, de los cuales el 80% viven en países del este”, se lamentó, explicando que en esa región el número de nuevos pacientes sigue aumentando, en parte por la falta de prevención y el limitado acceso a los tratamientos.

Resultado: En el este, están diagnosticados sólo el 63% de los pacientes, sólo uno de cada cuatro (28%) está en tratamiento y el 88% de los pacientes en tratamiento siguen siendo un peligro en términos de transmisión del virus.

Facebook Commentarios