Hasta principios de octubre, el número de casos de enfermedades pulmonares asociadas al uso de cigarrillos electrónicos o dispositivos de vaporización aumentó en los Estados Unidos a 1080 y el número de muertes a 18.

cigarros electrónicos

Según un informe publicado el jueves por el Centro de control y prevención de enfermedades de los Estados Unidos (CDC), citado por el Público, la causa concreta de los casos de enfermedad y de muerte de los consumidores sigue sin determinarse, pero las sospechas apuntan como principal responsable la exposición a determinados compuestos químicos.

Las 18 muertes se han registrado en 15 estados estadounidenses, todas ellas debidas a enfermedades respiratorias asociadas al uso de estos productos, y se están investigando otras muertes. La edad media de las víctimas mortales es de 49,5 años.

El balance del CDC incluye datos de 48 estados americanos y de las Islas Vírgenes Americanas, lo que indica un aumento significativo de las cifras con respecto a la semana pasada, cuando se apuntaba a 805 casos de enfermedades respiratorias y 12 muertes relacionadas con el uso de cigarrillos electrónicos.

Amenaza Principal: productos con THC

Anne Schuchat, subdirectora del centro de control y prevención de enfermedades de los Estados Unidos, subrayó, citada por USA Today, que el número de casos está aumentando a un “ritmo acelerado” y que se trata de “lesiones muy graves”.

La entidad recomienda dejar de consumir estos productos, especialmente si contienen tetrahidrocannabinol (THC), la principal sustancia psicoactiva del cannabis, cuyo consumo está asociado a un mayor número de casos.

De una muestra de 578 pacientes (que facilitaron información sobre las sustancias utilizadas en sus dispositivos en los tres meses anteriores a la aparición de síntomas de enfermedades respiratorias), aproximadamente el 78% de ellos consumieron productos con THC a través de cigarrillos electrónicos.

Seguro te interesa  Se ha desarrollado examen de sangre que detecta el melanoma

“Estos cigarrillos no deben ser consumidos por jóvenes, jóvenes adultos, mujeres embarazadas o personas que nunca han consumido productos a base de tabaco”, subrayó Anne Schuchat.

Según este balance, aproximadamente el 70% de los 889 pacientes con lesiones pulmonares analizadas (sobre los que se disponía de información detallada) son varones. Aproximadamente el 81% de los casos se producen en personas menores de 35 años y el 37% son pacientes menores de 21 años (el 16% menores de 18 años).

Los datos coinciden con un estudio reciente del Centro Médico Mayo Clinic que revela que los “vapores químicos tóxicos” (y no los aceites) serán los responsables de las enfermedades relacionadas con los cigarrillos electrónicos.

Aunque el centro de control y prevención de enfermedades de los Estados Unidos es cauteloso y subraya que la causa concreta de las enfermedades sigue siendo objeto de investigación, el estudio de la Mayo Clinic, publicado este jueves en el New England Journal of Medicine, garantiza que en el origen pueden estar los “vapores químicos tóxicos” liberados por estos productos. El estudio analizó las biopsias de 17 personas con lesiones pulmonares confirmadas o posiblemente asociadas a los cigarrillos electrónicos, incluyendo a dos pacientes que murieron.

Aunque estos estudios ofrecen ya algunas luces, Anne Schuchat admite que todavía es necesario seguir investigando las causas específicas de estas enfermedades y la exposición de los pacientes a estas sustancias químicas. Los síntomas iniciales de las enfermedades respiratorias incluyen tos, dificultad respiratoria, fatiga, dolor torácico, náuseas, vómitos y diarrea.

Seguro que también te interesa

Seguro te interesa  Vacunación contra Ébola en República Democrática del Congo

“Una crisis de salud pública”

Aunque algunos investigadores sospechan que estas lesiones pueden estar relacionadas con una acumulación de lípidos (moléculas de grasa) en los pulmones, los autores del estudio de la Clínica Mayo garantizan que ninguno de los casos analizados mostraba signos de neumonía lipoide – una enfermedad causada por la aspiración de formulaciones lipídicas.

“Esta es una crisis de salud pública, y mucha gente trabaja frenéticamente todo el tiempo para descubrir cuáles pueden ser los culpables – y qué productos químicos pueden ser responsables”, afirmó Brandon Larsen, patólogo de la Mayo Clinic y autor del estudio, en un comunicado citado por USA Today.

Y concluyó:”sobre la base de lo que hemos visto en nuestro estudio, sospechamos que la mayoría de los casos incluyen contaminantes químicos, subproductos tóxicos u otros agentes nocivos presentes en los líquidos de los cigarrillos electrónicos”.

Asimismo, el CDC advierte de la posibilidad de que estos productos contengan sustancias ilícitas.

En otro informe de la oficina, los datos muestran que, desde 2014 hasta 2018, el porcentaje de adultos entre 18 y 24 años que fuman cigarrillos ha disminuido del 16,7% al 7,8%. Por otra parte, el porcentaje de adultos del mismo grupo de edad que utilizan cigarrillos electrónicos ha aumentado del 5,1% al 7,6%.

La semana pasada, el estado de Massachusetts suspendió la venta de cigarrillos electrónicos por un período de aproximadamente cuatro meses. Los estados de Michigan, Nueva York y Rhode Island quieren restringir la venta de tabaco con sabor a vaporizador (producto de la familia de cigarrillos electrónicos). En junio, la ciudad de San Francisco aprobó la suspensión de la venta de cigarrillos electrónicos en tiendas físicas y en línea durante los primeros siete meses de 2020.

Seguro te interesa  Osteoporosis, lo tienen 200 millones de mujeres [VIDEO]

El “brote” de enfermedades respiratorias asociadas al uso de cigarrillos electrónicos o vaporizadores en los Estados Unidos está siendo investigado por el centro de control y prevención de enfermedades, la agencia reguladora Food and Drug Administration (FDA) y otros departamentos y socios de salud pública, a fin de determinar las principales causas de estas enfermedades y los factores de riesgo.

Facebook Commentarios