El incidente ocurrió durante la madrugada de este sábado en el club de Los Cotorros, de El Paraíso, en el oeste de Caracas, donde se celebraba una fiesta de fin de año escolar de varias instituciones.

“Una de las personas involucradas en la lucha lanzó y activó un gas lacrimógeno que llevó a la huida de más de 500 personas que estaban en el club social, causando la muerte de 17 personas”.

El ministro dijo que entre los detenidos se encuentra también el dueño de la discoteca – que fue cerrada -, “ya que la ley para el desarme y control de armas y municiones que se establecen medidas muy claras […] para impedir la entrada de armas de fuego y municiones en los establecimientos”.

Facebook Commentarios