Lo llaman “la dieta de la salud planetaria” y fue desarrollada por un grupo de 37 investigadores especializados en diferentes áreas. Quien quiera seguir esta dieta puede seguir comiendo carne, pero con moderación.

dieta

Hay una nueva dieta que promete salvar vidas y alimentar a 10 000 millones de habitantes de forma sostenible, es decir, reduciendo el impacto en el medio ambiente. Y todo esto sin eliminar por completo el consumo de carne y lácteos.

Lo llaman “la dieta de la salud planetaria”. Fue desarrollada por un grupo de 37 investigadores, especializados en diferentes ámbitos, y ahora publicada en la revista científica The Lancet.

Según los expertos, esta dieta ayuda a prevenir problemas de salud como el desarrollo de enfermedades crónicas del corazón o la diabetes. Se podrían evitar 11,6 millones de muertes prematuras al año.

Además, esta dieta no solo beneficia a la salud de la población, sino también a la salud del planeta.

Uno de los retos de los científicos que se ocupan del sector alimentario ha sido estudiar formas de alimentar a la población mundial – que en 2050 debería alcanzar los 10 000 millones de habitantes – sin causar daños catastróficos al medio ambiente. Se Sabe que los modelos actuales de la industria agropecuaria entrañan muchos riesgos, tanto para el planeta como para la población.

Pues bien, según los expertos, la dieta de la salud planetaria va a conseguir alimentar a 10 mil millones de habitantes, reduciendo el impacto de la industria agropecuaria en la contaminación, el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

¿Pero en qué consiste esta nueva dieta?

En términos generales, esta nueva dieta implica reducir a la mitad el consumo de carne y azúcar y aumentar la ingesta de frutas, verduras y nueces.

En el caso de la carne roja, la dieta sólo prevé una hamburguesa o bistec grande al mes. Pero puedes comer algunas porciones de pollo o pescado a la semana.

Para ingerir la cantidad de proteínas que necesita el cuerpo, es necesario aumentar la ingesta de verduras y verduras. También se recomienda el consumo de nueces y una buena porción de legumbres (como frejoles, garbanzos o lentejas) cada día.

dieta

La dieta permite consumir unas 2.500 calorías al día, incluidos 31 gramos de azúcar y unos 50 gramos de aceites, como el aceite de oliva.

Los autores del estudio elaboraron un modelo diario que consta de los siguientes alimentos y cantidades:

Nueces-50 g al día;
Judías, garbanzos, lentejas y otras leguminosas – 75 g al día;
Pescado-28g al día
Huevos-13g al día (poco más de uno a la semana));
Carne: 14 g de carne roja al día y 29 g de pollo al día;
Hidratos de carbono-232g diarios de granos enteros, como pan y arroz, y 50 g diarios de verduras y verduras ricas en almidón;
Lácteos-250g al día (equivalente a un vaso de leche);
Hortalizas (300 g) y frutas (200 g).
Cambios en los hábitos alimenticios

El plan para mejorar la salud y salvar el planeta solo puede funcionar si se producen cambios en los hábitos alimenticios a escala mundial.

Casi todas las regiones del mundo superan ampliamente los niveles recomendados de consumo de carne roja”, explicó Walter Willett, autor del estudio y profesor de Epidemiología y nutrición, a la CNN.

Pero si en Europa y América del Norte es el consumo de carne roja lo que más preocupa, en Asia Oriental es el consumo de pescado el que debe reducirse. En África, el corte se hará en las verduras ricas en almidón.

La humanidad nunca ha intentado cambiar el sistema alimentario a esta escala y a esta velocidad”, afirmó Line Gordon, Profesora Adjunta del Centro de resiliencia de Estocolmo, un centro especializado en desarrollo sostenible y cuestiones medioambientales, Citado por la BBC.

Facebook Commentarios