Entrenar en casa puede ser un verdadero desafío, ya que los ejercicios clásicos y sin material pueden ser bastante aburridos a largo plazo. Pero el Urban Sports Club tiene la solución ideal para hacer el ejercicio en casa cada vez más dinámico, mediante la utilización de objetos cotidianos como material deportivo, que pueden ser una verdadera ayuda durante esta cuarentena.

gimnasio en casa

Estos son seis objetos cotidianos que serán un gran complemento para la realización de un gimnasio doméstico.:

  • Una silla o un asiento como caja de salto pliométrica

La silla puede utilizarse como caja de entrenamiento, utilizada en las clases de Cross Training y entrenamiento funcional. Este objeto, que está presente en todas las casas, es excelente para entrenar los famosos saltos a la caja, mejorando el equilibrio y ejercitando la parte inferior del cuerpo y el core. Con un poco de creatividad, también se pueden hacer pequeños circuitos aerobios, transformando la silla en escalón, para subir y bajar como en el gimnasio. Es importante que la silla esté totalmente estable para evitar lesiones.

  • Un libro pesado como disco de pesas

Los twists rusos también funcionan sin pesos, pero a largo plazo son más eficaces con ellos. Pero también hay una solución para eso – ¡y está escondida en la estantería! ¡Una enciclopedia, un diccionario o una novela de mil páginas se pueden usar fácilmente como un disco de mantenimiento, para que los abdominales laterales se quemen hasta más no!

  • La escoba para una postura correcta

Por su ligereza y su práctica, la escoba es perfecta para una correcta ejecución de sentadillas. La escoba se colocará sobre el hombro y detrás del cuello para realizar el movimiento de descenso y ascenso. Así es más fácil mantener una posición correcta durante el ejercicio físico. Una mala postura durante el entrenamiento pone en peligro los resultados y la eficiencia de los ejercicios y puede causar lesiones graves.

  • Almohadones para ejercicios de equilibrio
Seguro te interesa  Cómo tener la piel siempre joven

Los cojines de sofá son especialmente adecuados para los ejercicios de equilibrio, ya que normalmente son un poco más firmes y gruesos que los cojines utilizados para dormir. Al ponerse sobre ellas y hacer sentadillas, por ejemplo, se reforzará la estabilidad del core. ¡Los músculos doloridos están garantizados! También es posible realizar otro tipo de ejercicios, como estiramientos, flexiones o posiciones de yoga en las almohadas. De esta forma, el sentido del equilibrio se agudizará mucho más.

  • Botellas de agua como peso

Hay varios ejercicios que no son nada sin pesas para sentir cómo se queman los músculos. Y es posible tener esta sensación en casa con la ayuda de una botella de agua, para entrenar con pesas de 1 kg o 1,5 kg. Alternativamente, los paquetes de leche también pueden ser el sustituto ideal para las pesas. Para los más exigentes o para los que quieren desafiarse, las bolsas llenas también pueden ser una excelente alternativa.

  • Una toalla para deslizarse por la casa

Puede parecer más una técnica de limpieza que de entrenamiento, pero realmente funciona. Solo toma una toalla, escoge el piso de la casa donde este se deslice más fácilmente y comienza el entrenamiento en posición de tabla.

Luego sólo hay que empujar las piernas hacia las manos, empujando los glúteos hacia arriba y hacia abajo de nuevo. Como alternativa, se puede tomar una segunda toalla y poner un pie en cada toalla para el mismo ejercicio. También es posible realizar otros ejercicios, como separar un pie a cada lado y volver a acercarlos, o incluso hacer Mountain Climbers.

Facebook Commentarios