La doble cara de Gustavo Gorriti es evidente en su artículo “Cómo se negoció el Acuerdo” del 16.02.19 que intenta desacreditar a todos aquellos que cuestionamos el Acuerdo con Odebrecht.

chantaje

Alguien puede dudar que Gorriti está estrechamente vinculado al gobierno mamarracho de Vizcarra, con los fiscales de Lava Jato y Odebrecht, que lo abastecen de municiones para atacar a los críticos del acuerdo que ellos defienden con denuedo? Qué esta alianza de Odebrecht con Gorriti/IDL-R y los fiscales del caso por ahora está les esta funcionando?
¿Nos hemos preguntado quién es Gustavo Gorriti?

Seguro que no, Gustavo Gorriti, forma parte del aparato panamericano político que cobró fama a mediados de los ochenta en el tráfico de drogas por armas que se conoce como el escándalo “Irán contra” de George Bush.

Es a través de este aparato que se vincula con el ex subsecretario asistente de Estado de los Estados Unidos Elliot Abrams y su sucesor Bernard Aronson; con Samuel P. Huntington y Luigi Einaudi, autores intelectuales de un plan para acabar con las instituciones del Estado nacional; con el banquero panameño Roberto “Bobby” Eisenmann, varias veces implicado en el lavado de narcodólares; y con otros que, como Gorriti, abiertamente se dedican a la defensa de grupos narcoterroristas tales como Sendero Luminoso, el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y que demandan el desmantelamiento de las fuerzas armadas y de los gobiernos de Iberoamérica.

Así los “hueveras” y los tarados le revientan cuetes y señalan que IDL Reporteros, tiene agenda propia y lleva la delantera con su potente unidad de investigación? Que se ha convertido en una institución cada vez más seria, poderosa e influyente? Que cada vez más evidente en las decisiones a nivel más alto? Que Gustavo Gorriti le a ganado espacio a el Instituto del Ciudadano, Instituto Libertad y Democracia o Reflexión Democrática, en el debate de grandes temas nacionales, en el campo de las ideas y comunicaciones?
Gorriti sabe muy bien que en el periodismo en general, pero sobre todo en el periodismo de investigación, el periodista tiene que ser extremadamente riguroso, responsable, justo y veraz.

Es evidente el contraste entre lo que predica y lo que practica. Y el lo sabe que las medias verdades son peores que las mentiras. ¿ Por qué IDL no investigó la decisión de la Fiscalía de no incluir en el Acuerdo los casi US$ 10 millones en sobornos en la Interoceánica Norte (Hildebrandt en sus 13 del 16.11.18) ?.

Tanto Barata como Josef Maiman (amigo de Gorriti Ellenbogen), ambos supuestamente colaboradores eficaces, habrían mentido, o en el mejor de los casos ocultado información sobre esos sobornos; lo que los descalificaría para firmar Acuerdos . Es lamentable que IDL reporteros no cumpla con normas elementales del periodismo.

Así le hacen reverencia? Por qué la amenaza al Juez Lecaros? Que si no aprueba el acuerdo con la empresa corrupta Odebrecht le pasará lo mismo que al ex Fiscal de la Nación, Pedro Chávarry? Mejor dicho que lo sacarán del cargo? Es que IDL y los “hueveras” han tomado por asalto el Poder Judicial y el Ministerio Público?

Ya están advertidos, todos aquellos que se la dan de honrados y transparentes deberían de prepararse para ponerse su pijama a rayas en el futuro cercano. La portada del diario Expreso lo dice todo.

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político