Connect with us

Medicina

Tu mascota también puede tener diabetes

Published

on

Aprende a identificarla a tiempo y salva a ese miembro más de la familia

Muchas familias están compuestas de padres, hijos… y mascotas. Es común que perros y gatos formen parte de la foto familiar y reciban todo tipo de atenciones y cuidados: vacunas, controles médicos, alimentación especial. Pero ¿sabías que tu mascota también puede padecer de diabetes?

La diabetes no es una enfermedad exclusiva de los humanos: perros y gatos también la pueden sufrir y la tasa de mortalidad es alta. Y en la mayoría de casos, el dueño no se da por enterado.

Se estima que uno de cada 400 perros y uno de cada 200 gatos la padecen y a veces la confunden con otra dolencia agudizando más el cuadro clínico de la mascota.

Cómo saber

Según veterinarios la enfermedad suele manifestarse entre los 7 y los 9 años de vida y se presenta con mayor frecuencia en las hembras que en los machos.

Si una persona que tiene diabetes muchas no lo sabe, imagínese lo que puede pasar con tu mascota. No obstante no es muy complicado dar con el diagnóstico. Eso sí tendrá que ser observador y seguir la rutina de su animal. El diagnóstico temprano es importante.

Los primeros síntomas que se presentan de forma gradual son un incremento de la sed que la descubrirás por el aumento en el consumo de agua, aumento en la producción de orina y una frecuencia poco común en la micción (orina, suele producirse infecciones urinarias), un apetito voraz pero con pérdida de peso y decaimiento, trastornos cutáneos (caída de pelo), aumento del volumen hepático, depresión, debilidad, respiración rápida, vómitos.

Todos estos signos se presentan desde el inicio de la enfermedad, mientras que las cataratas (en perros), debilidad de los miembros posteriores (en gatos) e infecciones recurrentes las observamos en fases más avanzadas.

Si tu mascota tiene uno o mas de estos sintomas, visita urgente al veterinario. Un análisis de glucosa en sangre y orina determinará si tu mascota tiene diabetes.

Que tu engreído tenga diabetes no significa que lo vayas a perder. La enfermedad es manejable, pero tienes que tener un compromiso con él.

El tratamiento variará según los síntomas del animal. La cantidad de insulina inyectada dependerá de las características particulares de la mascota: edad, peso, tamaño, entre otras.

La dieta

La obesidad en nuestras mascotas debe evitarse con una alimentación cuyo aporte calórico quede dentro de unos límites que tendrá que dictar el veterinario.

La baja ingesta de grasas y el alto contenido en fibra serán algunas de las características en las que se tendrá que basar el régimen de las mascotas con diabetes, pero las cantidades dependerán según nos encontremos con un animal con tendencia al sobrepeso o a perder kilos.

Las razas con

mayor riesgo

Estas son las razas de perros y gatos con mas riesgo de sufrir diabetes; sin embargo no son las únicas.

En perros: shnauzer y caniche enano, beagle, malamute, keeshond, teckel, golden retriever, dachshund (salchicha) y poodle miniatura, entre otros. Los menos propensos son: los bóxer, pastores alemanes, rottweiler y cocker spaniel.

En gatos: la raza burmesa, y gatos castrados de todas las razas.

 

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias