A pesar del anuncio hecho por la Casa Blanca al final de la tarde de que se habían cancelado las conferencias de prensa sobre la evolución de la pandemia de Covid-19, Donald Trump apareció en el podio del Rose Garden para hacer el informe diario – el PRIMERO en tres días.

Trump

Acompañado por el vicepresidente, Mike Pence, Trump comienza señalando el hecho de que el número de casos de contagio ha ido disminuyendo o estabilizándose en todo el país, que está “mejorando” de la pandemia. Los norteamericanos, según dice, tienen “hambre” de volver al trabajo.

“Garantizar la salud de nuestra economía es vital para garantizar la salud de nuestra nación – estos objetivos funcionan como uno solo”, explicó.

En una breve intervención, el jefe de Estado de los Estados Unidos hizo hincapié en que el país ha realizado “más de 5,4 millones de pruebas”, un valor superior al de cualquier otro país del mundo, e insistió en felicitar a la farmacéutica Abbott, que ha desarrollado un test de cinco minutos.

Interrogado sobre los informes de que varias personas ingirieron desinfectante después de su declaración del jueves, Donald Trump dejó claro que no se responsabiliza de tales actos. “No puedo imaginar por qué lo haría”, añadió.

Según los datos publicados este lunes por las autoridades sanitarias locales, los Estados Unidos han registrado en las últimas 24 horas 1.114 víctimas mortales a causa del nuevo coronavirus, aumentando a más de 56.500 el total de muertes que hay que lamentar en el país. El número de nuevos casos positivos también ha aumentado a cerca de un millón cinco mil, con el registro de 17.782 pruebas positivas el último día.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Brasil supera el umbral de las 2.000 muertes y tiene 33.000 casos confirmados