Don Quijote luchaba contra gigantes que no existían y Trump parece hacer lo mismo contra marcas que no han vendido en los Estados Unidos en 30 años. Como en el caso de Renault, que no ha escapado a la furia del Presidente.

trump

Donald Trump no pierde la oportunidad de demostrar que domina perfectamente los intercambios comerciales que su país mantiene con Europa, contra quien mantiene un cierto clima de guerra comercial. Según Automotive News, la semana pasada el presidente estadounidense se quejó una vez más de las barreras comerciales y de los impuestos que los europeos ponen al cruzar el Atlántico de “productos agrícolas americanos”, a diferencia de los vehículos fabricados en el Viejo Continente y destinados a los Estados Unidos. Incluso ha dado como ejemplo “los Mercedes, BMW, VW y Renault, en el caso de los franceses”. Ahora bien, Renault renunció al mercado americano hace 30 años.

Además de haber pronunciado mal la palabra Renault, lo que se acepta porque se trata de un constructor de automóviles del que no se habla en ese país desde hace tres décadas, Trump olvidó que los últimos vehículos exportados de Francia a los Estados Unidos se remontan a los años 80, en el período R5, mientras que en aquella época la marca francesa producía automóviles en Estados Unidos. Más concretamente, una versión de R9 llamada Alliance (que incluso tenía derecho a una versión cabrio), en asociación con los americanos de la AMC, a través de la fábrica de Kenosha en Wisconsin.

Además de haber terminado con su presencia en los Estados Unidos en 1990, Renault no tiene ningún proyecto de volver a ese enorme mercado (dijo Ghosn en 2017), y sus responsables admitieron que el mercado es muy competitivo, por lo que era preferible apostar por China y Rusia.

Seguro te interesa  Los metales raros pueden ser el próximo arma de China en la guerra comercial con los Estados Unidos.

Quien todavía no exporta a los Estados Unidos pero desea hacerlo es Peugeot, que ha sido la marca elegida por la PSA para representar allí al grupo francés. Sin embargo, el procedimiento de homologación de vehículos para ese mercado es tan complejo como lento, por lo que es natural que todavía transcurran unos meses antes de que el primer modelo de la marca del león circule por esas bandas.

Facebook Commentarios