Las propiedades presentes en el vinagre de sidra hacen que los alimentos sean absorbidos más eficazmente por el organismo, lo que beneficia en gran medida a la salud. Sin embargo, el consumo debe hacerse correctamente, ya que, si no lo hace, el efecto puede ser contrario a lo que se desea.

vinagre de sidra

Beber inmediatamente después de comer: Si tiene el hábito de beber vinagre de sidra después de una comida, conviene cambiar su rutina. La nutricionista Elizabeth Abel explica que tomar vinagre de sidra con el estómago vacío puede ser beneficioso para la salud.

Respirar mientras bebe: “el vinagre de sidra puede causar una reacción desagradable en la nariz o en los ojos, así que es mejor no oler”, aconseja Elizabeth Abel.

Beber en varios sorbos: incluso cuando se diluye, el vinagre de sidra sigue siendo una sustancia extremadamente ácida. Caitlin Hoff, investigadora de seguridad alimentaria, afirma que esta acidez puede dañar el esmalte dental. Intente beber con una pajita.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Huevos: propiedades, seis beneficios y cuántos puede comer