¿A quién no le gusta una rebanada de pizza llena de queso, pepperoni y champiñones? Es reconfortante y sabroso, pero ¿qué le pasa al cuerpo cuando se la come?

pizza

¡Según un artículo publicado en Eat This, Not That!, la respuesta no es alentadora.

1. Tiene ganas de comer más alimentos ricos en grasas saturadas y sodio

Un estudio en el que se analizaban adolescentes y adultos jóvenes que consumían pizza a menudo reveló que, en los días en que comían pizza, también comían más alimentos ricos en grasas saturadas y sodio. Porque las grasas saturadas son altamente adictivas.

2. Aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca

Según el Pub Med, las carnes procesadas a menudo presentes como ingredientes en las pizzas han sido asociadas con la obesidad, algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiacas. Combinados con los altos niveles de grasas saturadas en el pan y el queso, pueden ser su peor pesadilla.

3. Su metabolismo disminuirá.

Según un estudio, comer muchas grasas saturadas hace que el cuerpo se desacelere y no trabaje tanto para metabolizar los alimentos que consume.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  ¿Cuál es la forma más saludable de cocinar huevos?