Los violentos incendios en la región de Atenas, que hasta el momento se han hecho al menos 79 muertos, 187 heridos son los más mortíferos en Europa desde el principio del siglo, seguido de los fuegos en Portugal de 2017.

Los equipos de rescate retiraron alrededor de 700 personas, muchas en estado de shock, de las aguas del Mar Egeo. Más de 40 personas siguen desaparecidas y, entre los heridos, una decena está en estado crítico.

Los incendios continúan controlándose y Portugal, así como en otros países de la Unión Europea, va a enviar ayuda. El número de muertos de los incendios en Grecia aumentó a 79, informó hoy el portavoz del cuerpo de bomberos griego, Stavrula Marilli.

Sin embargo, por el momento, el número de personas cuyo paradero sigue siendo desconocido, ya que decenas de llamadas fueron recibidas por las autoridades de muchos familiares y amigos que están en la búsqueda de sus familiares.

El alcalde de la ciudad puerto de Rafina, ubicada a unos 30 kilómetros de Atenas, Evánguelos Burnús, estimó hoy, en declaraciones a la red privada de televisión Skai, que el número de víctimas podría superar los cien.

Los fuegos que azotan Grecia causaron también más de 180 heridos, algunos en estado crítico.

Más de 1.500 viviendas fueron afectadas y más de 300 vehículos fueron totalmente destruidas por las llamas, sobre todo en Mati, uno de los barrios periféricos del norte de Rafina, donde muchos habitantes de la capital tienen una segunda casa y donde pasan sus vacaciones de verano.

El Gobierno de Alexis Tsipras pidió ayuda internacional en la noche del lunes, y ya algunos países respondido con medios de apoyo, como fue el caso de Portugal, que anunció el envío de 50 elementos de la Fuerza Especial de Bomberos (FEB).

El ejecutivo griego ya ha liberado una dotación de 20 millones de euros, procedente del Programa de Inversión Pública, destinada a la ayuda inmediata y a cubrir las necesidades de las zonas más afectadas.

Facebook Commentarios