Un empleado del zoológico de Hirakawa, en el sur de Japón, murió el lunes después de haber sido atacado por un tigre blanco, anunciaron hoy las autoridades locales.

El guardia, de 40 años, fue encontrado “con sangre en el cuello en la jaula del animal”, dijo el jefe de las autoridades a la agencia de noticias France-Presse (AFP).

Los tratadores actuaron rápidamente, rodearon el lugar y neutralizaron a distancia a el tigre blanco con una inyección hipodérmica tranquilizante, explicó el jardín zoológico.

De acuerdo con el comunicado, el guardia fue transportado a un hospital, pero no resistió a las heridas.

El jardín zoológico de Hirakawa, en Kagoshima, es el único en la isla de Kyushu con 900 animales de 141 especies diferentes y el hogar de más de tres tigres blancos en vías de extinción.

Facebook Commentarios