El colesterol es una grasa muchas veces vista como perjudicial y que amenaza la buena salud del sistema cardiovascular. La verdad es que esto sólo sucede si el colesterol se encuentra en altos niveles en el organismo, ya que en niveles aceptables el colesterol es una sustancia esencial y beneficiosa.

La Fundación de Cardiología destaca que el colesterol es fundamental para la producción de vitamina D, que aumenta la absorción intestinal de calcio y interviene en la regulación del estado de ánimo, de los ácidos biliares, que ayudan a la digestión, y en la producción de varias hormonas, como las hormonas sexuales y el cortisol.

Tiene también una importante función estructural, encontrándose presente en las membranas de todas nuestras células. El colesterol es producido por nuestro organismo y también debe ser obtenido a través de la alimentación, en una dosis máxima de 300mg/día.

El problema comienza cuando los niveles de colesterol, tanto el total como LDL – se encuentran elevados. Las LDL, conocidas como colesterol malo, son sustancias transportadoras de una gran cantidad de colesterol en el hígado, donde se produce – para los tejidos de los músculos y de los órganos) para que este pueda ser utilizado.

Si están en exceso, se pueden acumular en las paredes de los vasos sanguíneos, y empezar a desarrollar un proceso inflamatorio.

Las HDL son sustancias transportadoras de una pequeña cantidad de colesterol de los tejidos y los vasos de nuevo para el hígado – esta vez para ser eliminado. Funcionan como agentes de limpieza del organismo en lo que respecta al colesterol y son comúnmente llamadas de colesterol bueno.

Ambas son necesarias, pero en cantidades adecuadas. Los valores de LDL se consideran adecuados cuando son inferiores a 115mg/dl, mientras que los valores de HDL deben ser superiores a 35mg/dl en hombres o 45mg/dl en las mujeres para que desempeñen un efecto protector a nivel cardiovascular.

Los niveles de colesterol total deben estar por debajo de 190mg/dl. En pacientes de riesgo (con patologías cardiovasculares, la diabetes o insuficiencia renal) los valores de LDL, HDL y colesterol total se cambian a 100mg/dl, 40mg/dl y 175mg/dl, respectivamente.

Cuando el colesterol total y el colesterol LDL se encuentran elevados, aumenta el riesgo de su deposición en la pared de los vasos sanguíneos, desencadenando un proceso inflamatorio que tiende a aumentar la deposición de más colesterol y sustancias circulantes en ese lugar. A este proceso se le da el nombre de arteriosclerosis.

Esta patología está en el origen de varios problemas cardiovasculares, tales como la hipertensión, la insuficiencia cardiaca, angina de pecho, infarto agudo del miocardio, accidente vascular cerebral y trombosis, una vez que el proceso inflamatorio tiende a agravarse y de perturbar el normal funcionamiento del sistema circulatorio.

11 trucos para bajar el colesterol malo

  1. Un estudio de la Escuela de la Universidad de Nihon, en Japón, descubrió que las mujeres que no dormían lo suficiente-menos de 5 horas por noche- tenían niveles de colesterol malo más alto y de colesterol bueno más bajo. Nunca olvidar que el metabolismo del colesterol ocurre durante el sueño, por lo que la falta de él desregula el proceso.
  2. Utilice bergamota – La bergamota es el cruce entre una naranja y un limón. Los investigadores creen que la alta concentración de flavonoides es su secreto en la lucha contra el colesterol malo. Dos de sus flavonoides son conocidos por inhibir la formación de placas en las arterias, según investigadores de la Universidad de Bolonia.
  3. Beba vino -El vino no reduce el colesterol malo, pero aumenta el bueno- el HDL- limpiando las arterias. Sin embargo, hay que beber con moderación porque el exceso de alcohol es extremadamente nocivo para la salud.
  4. Coma toffu, según investigadores de la escuela de medicina de Harvard, comer tofu y soja diariamente puede reducir el colesterol malo en un 5% a 6%.
  5. Coma levadura de arroz rojo- Es un tipo de levadura que contiene monacolina k, que es el mismo compuesto encontrado en la estatina lovastatina. Este compuesto es importante en la regulación de los niveles del buen y mal colesterol. Los estudios revelaron que las cápsulas de levadura de arroz rojo pueden reducir el colesterol LDL de un 10% a 30%.
  6. Una buena dieta, ejercicio y la ingesta de estatina son las mejores apuestas para lograr en la batalla del HDL contra el LDL, el bueno y el colesterol malo. Pero hay otras técnicas. Averigüe qué.

 

Facebook Commentarios