El atentado en Nueva Zelanda del viernes pasado, que mató a 50 personas, fue transmitido en vivo en Facebook y rápidamente se hizo viral en YouTube y Twitter. Brenton Tarrant, autor de la masacre, estudió la mejor manera de publicitar y difundir el ataque.

terrorista

Sólo una hora después de salir en vivo las redes sociales pudieron Borrar el video.

El terrorista usó una cámara en su cabeza para grabar la masacre y transmitirla. La dificultad que Facebook y YouTube tuvieron para impedir la propagación del vídeo permitió a millones de personas ver el escenario de terror en las dos mezquitas de Christchurch. Tarrant promovió el ataque y el “live” en las redes sociales aludiendo al famoso Youtuber PewDiePie, seguido por millones de personas y conocido por publicar videos antisemitas.

PewDiePie se opuso, pero la divulgación “no intencionada” para sus millones de seguidores dio notoriedad a Tarrant. Antes de que las gigantes tecnológicas reaccionaran, la masacre fue transmitida en YouTube, comentada en Reddit y difundida por los medios.

Sólo una hora después del asesinato, y después de que millones de personas vieron, comentaron y divulgaron la masacre, el video finalmente fue borrado. Un experto le dijo a la CNN que revelar este tipo de ataques incita a otros a imitar lo ocurrido.

terrorista

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Comas comió 2 tonelas de pescado en Semana Santa