El gobierno iraní negó haber intentado encubrir la responsabilidad del incidente con el avión ucraniano derribado. “Mentir es ocultar la verdad, intencionadamente y conscientemente”, dice portavoz.

avión ucraniano

El gobierno iraní negó este lunes haber intentado encubrir la responsabilidad de las autoridades del país en el incidente del avión ucraniano derribado “por error” el 8 de enero, cerca de Teherán.

“En estos días de tristeza, las críticas fueron dirigidas a los responsables y a las autoridades del país. Incluso se acusó a algunos responsables de mentir e intentar encubrir el asunto, cuando, sinceramente, no fue así”, dijo el portavoz del gobierno iraní, Ali Rabii, a los periodistas. “La verdad es que no mentimos. Mentir es ocultar la verdad, intencionadamente y conscientemente. Mentir es sofocar información. Mentir es conocer un hecho y no decirlo o distorsionar la realidad”, añadió Rabii.

Lo que dijimos el jueves ( … ) se basó en ( … ) informaciones que se presentaron al gobierno, que no había conexión entre el accidente y un (disparo de) misil”, afirmó el portavoz.

Las Fuerzas armadas iraníes reconocieron el sábado su responsabilidad por la tragedia del vuelo PS572 de Ukrainian International Airlines, que fue derribado el miércoles después del despegue del aeropuerto de Teherán.

El jueves y el viernes, la organización de Aviación Civil Iraní y el Gobierno negaron la posibilidad de que el avión pudiera haber sido derribado por un misil, posibilidad que las autoridades canadienses adelantaron el miércoles por la noche. Todas las 176 personas a bordo, principalmente iraníes y canadienses, murieron en el desastre. El anuncio de la responsabilidad de las Fuerzas armadas ha provocado una ola de indignación en Irán.

Seguro te interesa  Enfermedad misteriosa está matando perros en Noruega

En la noche del sábado, una ceremonia de homenaje a las víctimas en una universidad de Teherán se convirtió en una manifestación contra las autoridades, con gritos de “muerte a los mentirosos”, antes de ser dispersada por la policía.

De nuevo el domingo por la noche, se produjeron manifestaciones en Teherán, según videos publicados en las redes sociales. La policía y las fuerzas de seguridad iraníes dispararon balas reales y gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes que protestaban contra las autoridades.

Los medios estatales de Irán no informaron inmediatamente del incidente cerca de Azadi o Plaza de la libertad en Teherán el domingo por la noche. Sin embargo, las organizaciones no gubernamentales de derechos humanos ya han pedido a Irán que permita a las personas protestar pacíficamente, como permite la Constitución.

Videos enviados a la ONG y luego analizados por Associated Press (AP) muestran a una multitud huyendo después de que una granada de gas lacrimógeno golpeara a los manifestantes.

La gente tosa y estornuda mientras intenta escapar, con una mujer gritando en farsi: “¡le han disparado gas lacrimógeno a la gente! Plaza Azadi.

¡Muerte al dictador!”. Otro video muestra a una mujer siendo cargada, siendo visible un rastro de sangre en el suelo. La gente a su alrededor grita que le dispararon en la pierna.

Facebook Commentarios