La líder taiwanesa, Tsai Ing-wen, rechazó el llamamiento del presidente chino, Xi Jinping, para una reunificación pacífica con la China comunista, bajo la política “un país, dos sistemas”, que se aplica en Macao y Hong Kong.

Taiwan

Tsai afirmó que Beijing debe “conformarse con la existencia” de la República de Taiwán, en declaraciones a la prensa, tras un discurso en el que Xi advirtió que nadie puede detener la reunificación.

El principio “un país, dos sistemas” garantiza la autonomía de las regiones administrativas especiales de Macao y Hong Kong, excepto en cuestiones de defensa y Relaciones Exteriores.

Pekín considera a Taiwán una provincia china, y aboga por la” reunificación pacífica”, pero amenaza con” usar la fuerza ” si la isla declara su independencia.

Taiwán, la isla en la que se refugió el antiguo gobierno chino después de que el Partido Comunista tomara el poder en el continente en 1949, se convierte en la República de China y actúa como una entidad política soberana.

En un discurso dirigido a Taipei, Xi advirtió de nuevo que China “tomará todas las medidas necesarias” contra “fuerzas exteriores” y “separatistas” que se opongan a la reunificación pacífica.

Pero Tsai aseguró que el pueblo Taiwanés “desea mantenerse autónomo” con respecto a la República Popular China.

Facebook Commentarios