El grupo chino de telecomunicaciones Huawei comenzó hoy a vender su móvil inteligente plegable sin aplicaciones de Google o chips fabricados en los Estados Unidos, después de que Washington prohibiera el suministro de tecnología clave para la empresa.

Huawei

MateX fue puesto a la venta en la tienda en línea de Huawei en China y compite con Galaxy Fold, lanzado en septiembre por la surcoreana Samsung.

Huawei, la primera marca china mundial, está luchando por preservar su negocio después de que el pasado mayo el Gobierno de los Estados Unidos emitiera una orden ejecutiva que exige a las empresas del país que obtengan licencia para vender tecnología crítica a la empresa.

Washington acusa a Huawei de cooperar con el Gobierno chino y sus servicios de inteligencia y de representar un riesgo para la Seguridad nacional de los Estados Unidos.

MateX tuvo que utilizar chipsets Kirin 980 y Balong 5000, de fabricación propia, y alternativas chinas para aplicaciones musicales, mapas y otros servicios ofrecidos por Google.

El nuevo smartphone utiliza el sistema EMUI 9 de Huawei, basado en el sistema Android de Google. Las autoridades estadounidenses dicen que las empresas pueden vender algunos productos a Huawei, pero siguen dependiendo de las licencias expedidas por el Departamento de comercio de los Estados Unidos.

Huawei aún no ha anunciado planes de ventas fuera de China para el MateX.

El pasado mes de septiembre, la empresa puso en marcha un sistema operativo propio, HarmonyOS, que dijo que podía sustituir al Android en caso necesario.

El grupo chino informó de que, en los nueve primeros meses del año, las ventas aumentaron un 24,4%, hasta el equivalente a 78 000 millones de euros. Sin embargo, el presidente del grupo, Liang Hua, advirtió en julio que la empresa “se enfrentaría a dificultades” en el segundo semestre.

Seguro te interesa  Apple's de la Tienda Online de Down antes del iPhone XR Pre-Pedidos

Esta semana, Huawei ha anunciado que va a pagar una prima total de 258 millones de euros, que se distribuirá entre 90.000 empleados que trabajan en el desarrollo de chips y en otras unidades de la empresa, como recompensa, por ayudar a superar las sanciones impuestas por los Estados Unidos.

La mano de obra total de 180.000 empleados de Huawei también recibirá un mes extra de salario, informó la empresa.

Washington ha presionado a varios países, entre ellos Portugal, para que excluyan a Huawei en la construcción de infraestructuras para redes de quinta generación (5G), la Internet del futuro. Australia, Nueva Zelanda y Japón ya se han adherido a los llamamientos de Washington y han restringido la participación del grupo.

La compañía niega los cargos de los Estados Unidos de que está sujeta a cooperar con el espionaje chino.

La empresa es el segundo fabricante de teléfonos inteligentes del mundo detrás de Samsung Electronics Ltd., y la mayor fabricante de equipos de red para operadores de telecomunicaciones.

Facebook Commentarios