Connect with us
mujeres mujeres

Salud

Síntomas ginecológicos y enfermedades que las mujeres deben tener en cuenta

Published

on

¡Clickear Stars!
(Votos: Promedio: )

La ginecología es una especialidad médica dedicada a la salud de la mujer, etimológicamente es, ni más ni menos, que la ciencia que estudia a la mujer en salud y enfermedad. El ginecólogo no es solo el médico de especialidad que trata aspectos relacionados con la reproducción y la sexualidad, hemorragias, infecciones, tumores…. Es esto y mucho más porque está presente en todo el ciclo vital de la mujer.

mujeres

Se debe prestar especial atención a la salud, ya que las mujeres desempeñan un papel muy importante en la sociedad. Según un estudio publicado en 2016, el 62% de las mujeres dicen que no tienen tiempo para averiguar cómo mantenerse saludables, una actitud que tiene un gran impacto en su salud y bienestar.

Ser mujer también significa estar informado y aprender a examinar tu cuerpo para afrontar con serenidad las diferentes etapas de la vida, valorando los sentidos que deben llevarte a buscar servicios de salud para anticiparte a la enfermedad o al menos evitar sus consecuencias más graves.

Las enfermedades ginecológicas tienen un impacto significativo en la salud de las mujeres, pueden tener una causa orgánica y funcional y tienen particularidades según las diferentes tasas de edad en las que afectan, ya sea al inicio de la vida reproductiva o después de la menopausia. La patología orgánica o estructural es más benigna, a nivel del útero los fibromas uterinos son los tumores más frecuentes, a nivel de los apéndices (ovarios y tubos) también son frecuentes los quistes y los tumores sólidos benignos.

Resalte las siguientes situaciones

Fibromas uterinos: tumores benignos que se originan en el útero y que están formados por tejido muscular y pueden variar en tamaño, ubicación y número. Aproximadamente el 30-60% de las mujeres tienen fibromas uterinos y sabemos que afectan a la mujer en la fase de vida reproductiva, aumentando su incidencia de dos a 35 años. El síntoma principal es el sangrado uterino anormal. El tratamiento definitivo es la cirugía (conservadora o por extirpación del órgano) pero los síntomas pueden en algunos casos controlarse con tratamiento médico.

Pólipos uterinos: proliferaciones focales que se desarrollan dentro de la cavidad uterina reproduciendo el tejido del endometrio (camada de revestimiento interno del útero). Los pólipos uterinos pueden surgir en la pre-y postmenopausia. Pueden ser signmatic y detonados solamente no en el curso de un ultrasonido ginecológico o pueden traducir en sangría uterina anormal. Su tratamiento es la extirpación quirúrgica por lo general mediante técnicas mínimamente invasivas, que permiten una recuperación más rápida y el retorno a la vida activa.

Quistes/ tumores ováricos: alrededor del 80% de las masas anexiales son benignas. En muchos casos estas son formas quísticas simples de contenido líquido, pero también pueden tomar la forma de tumores sólidos, cuyo máximo exponente es el teratoma (desarrollo de diferentes tipos de tejido en el cuerpo humano) o quiste dermoide. El síntoma principal es el dolor pélvico que puede manifestarse de forma aguda. El diagnóstico se realiza mediante examen ginecológico y ecografía pélvica. El tratamiento es quirúrgico, destacando actualmente la laparoscopia, técnica mínimamente invasiva mediante la cual se extirpa el tumor a través de pequeños orificios no abdominales.

Endometriosis: endometriosis es la denominación dada al proceso clínico en el que las células que componen el endometrio se encuentran fuera de su ubicación normal, por ejemplo en la membrana transparente que recupera la pared abdominal y algunos órganos (también conocido como el peritoneo pélvico), en los ovarios, en la vejiga, en el apéndice, intestinos o, incluso, en el diafragma. La prevalencia de endometriosis es de aproximadamente el 10% de la población en edad reproductiva.

En las mujeres con infertilidad, esta prevalencia aumenta a aproximadamente 25-45%. El síntoma principal es el dolor pélvico. El diagnóstico definitivo se realiza mediante visualización directa de las lecciones (por laparoscopia) y estudio histológico de las mismas. El tratamiento puede ser médico o quirúrgico, y depende de cada uno de los casos.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias