Además de abordar los problemas medioambientales del Amazonas, en particular las consecuencias de la explotación de la selva y de los recursos hídricos, también deberá deliberar sobre la ordenación sacerdotal de hombres casados.

Vaticano

Esta asamblea de obispos, convocada por el Papa Francisco y que se celebra hasta el día 27, va a reflexionar sobre el tema “Amazonia: nuevos caminos hacia la Iglesia y hacia una ecología integral”, tratando de responder a las “injusticias” en esta región, que se extiende por nueve países de América del Sur, pero que se considera vital para el resto del planeta, según el documento preparatorio del sínodo.

El Sínodo de los Obispos es una reunión de todo el episcopado católico en torno a un tema urgente para la Iglesia y que, entre otros objetivos, pretende promover el diálogo de la institución cristiana con el pueblo de todo el mundo, a través de sus obispos.

En el documento preparatorio del sínodo publicado en febrero, El Vaticano explicaba que la Iglesia está llamada “a responder a situaciones de injusticia en la región, como el neocolonialismo de las industrias extractivas, proyectos de infraestructura que dañan la biodiversidad y la imposición de modelos culturales y económicos a los pueblos locales”.

La situación de los “pueblos indígenas, costeros y afrodescendientes” es uno de los temas que hay que abordar, así como la falta de religiosos en esos ámbitos.

El documento de trabajo para el Sínodo Especial de los Obispos de 2019 se publicó en junio y aborda el tema de los “nuevos ministerios” para responder a las necesidades de los pueblos amazónicos, admitiendo la ordenación sacerdotal de hombres casados.

Seguro te interesa  Ocho bebés mueren en incendio en una maternidad en Argelia

Al afirmar que el celibato es un don de la Iglesia, el documento pide, no obstante, que en zonas más remotas se estudie la posibilidad de ordenar sacerdotal de ancianos, preferentemente indígenas, respetados y aceptados por su comunidad, aunque tengan una familia constituida y estable.

El objetivo de esta propuesta es garantizar los sacramentos que acompañan y sustentan la vida cristiana.

El documento también aboga por un mayor papel para las mujeres en el Amazonas.

“Se pide que se refuerce el papel de los Legos, y en particular de las mujeres, cuya presencia no siempre se tiene debidamente en cuenta”, según el documento, que sugiere una mayor participación de las mujeres en el ámbito de la formación, especialmente en Teología, catecismo, liturgia y Escuela de fe.

“Se pide que se oigan las voces de las mujeres, se les consulte y participen en la toma de decisiones para que puedan contribuir así a su sensibilidad a la sinodalidad eclesiástica”, se lee en el documento.

Recientemente, la Asociación Internacional de mujeres católicas voces de Fe criticó el hecho de que las religiosas no tuvieran derecho al voto en los Sínodos de los Obispos y denunció que, en los dos últimos sínodos, el derecho al voto se extendió, además de los obispos, a los religiosos, pero no a las religiosas”.

Sin embargo, éstas” superan en número a los hermanos en todo el mundo “y las madres superiores”tienen el mismo estatuto canónico que los superiores masculinos”

Facebook Commentarios