Connect with us

Actualidad

Sin roche y con vaselina, reaparece la pesadilla senderista

Published

on

¡Clickear Stars!
(Votos: Promedio: )

Condenados a repetir los errores del pasado y caer en el abismo, los rojetes predican con palabras escogidas que en la practica nunca cumplen, son un fracaso garantizado. Hugo Chávez y su socialismo chavista prometió sueños y los venezolanos confiaron: hoy se mueren de hambre y otros huyen de su pais. Los comunistas en el “poder” no son para 5 años, son perpetuos . Miren a Cuba y Venezuela, todas sus elecciones ganan siempre ellos y su gente desnutrida y en pobreza en la mayoría.

Ayer tomando un café en el CC Risso con dos colegas intercambiábamos opinión sobre la alta votación del candidato de Perú Libre, Pedro Castillo, su mensaje radical y posibilidades de triunfa en la 2da. vuelta, y la sorprendente opinión de algunos colegas sobre el tema, quiérase o no, de interés nacional donde se juega el destino de 33 millones de peruanos.  Aclarando, que todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. Artículos 18 y 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

El colega y amigo Cesar de los Heros, señala en el FB que “El terrorismo y terroristas emergieron en el Perú por el desprecio de la clase privilegiada a la clase excluida: los pobres, los cholos e indios. Abimael Guzmán se aprovechó de esta coyuntura y no solo adoctrinó también secuestro a niños y jóvenes para sus filas. El poder político de ese entonces era tan corrupto como ahora. Pero no fue ningún gobierno ni Fujimori como cuentan algunos que vencieron el terrorismo. Fueron los propios comuneros, ronderos como Pedro Castillo (en su hoja de vida está que combatió al terrorismo), el pueblo organizado que derrotó al terrorismo en los andes peruanos. Porque los propios militares que decían combatirlos no lo hacían al contrario también mataban a los campesinos. Al estar entre dos frentes terroristas y militares, el pueblo se armó y defendió sus tierras, sus ganados y a su gente.

En Lima no fue Fujimori ni Montesinos que desarticuló a la célula terrorista de Abimael. Cuando lo capturaron Fujimori estaba en Iquitos pescando o con las “hembritas” (así se expresaban) que le ponían los jefes militares.  Fueron policías los artífices de la captura, a quiénes Montesinos les ponía trabas, porque no deseaba que capturen a Guzmán. Porque libre le era más útil para mantener en vilo a la población. Tanta gente mató el terrorismo como el propio estado (gobiernos de Belaunde, García, Fujimori). No lo olvides! Terroristas, nunca gobernaron y nunca gobernarán el Perú.

Ha sido la derecha que gobernó el Perú desde que se inició su vida independiente, nunca jamás gobernó la izquierda. Izquierda no es terrorismo, es solo una ideología, el terrorismo es un delito que cometen terroristas. No confundas, exprésate con propiedad y respeto y si no conoces la historia infórmate. El gobierno de Fujimori fue criminal, delincuencial, y su hija no es ajena a sus delitos, ha sido su cómplice, ella misma está siendo investigada por hechos corruptos. Y su poder absoluto en el legislativo ha dado muestras de su rostro destructivo para el país.

A su vez,, el colega Diógenes Vásquez Reyna, la respeta, pero no la comparte y con su pluma al ristre pregunta,  “si el terrorismo no es de izquierda, ¿por qué su símbolo es la hoz y el martillo y sus máximos adalides son Marx, Mao y Castro y por último: los 12 años de Velasco, ¿no fue un régimen de izquierda?

En verdad, no me pongo en el pellejo de los dos colegas, pero se debe reconocer que los resultados de la elección electoral del 11 de abril  a entrampado a nuestro país entre dos extremos: la izquierda radical prosendero y la derecha corrupta fujimorista. Dos cucos que ponen los pelos de punta a la mayoría de peruanos, les suelto algunos “tics” que circulan en el FB:

-Keiko es una joyita, ya hemos visto lo que es capaz de hacer; Castillo un diamante en bruto, que llega al sillón de Pizarro para quedarse.

-Algunos dicen que  a la tercera va la vencida y es mejor votar por Keiko, se olvidan que su padre fue un dictador y que quiso gobernar por 15 años.

-Para salvar al Perú de una inminente dictadura y miseria la mejor opción es Keiko Fujimori.

-30 años de corrupción. ¿Hasta cuándo peruanos? ¿Por qué le temen al cambio? ¿Desde cuándo ser de izquierda significa ser comunista? No soy de izquierda, pero jamás le daría mi voto a Keiko.

-Es una pena que haya gente que vote por un chavista, que solo repite que quiere cambiar la Constitución, eliminar el tribunal constitucional y estatizar las empresas extranjeras. O sea, su modelo a seguir es la Venezuela de Chávez, Cuba de Fidel.

-Ojalá el “profe” Castillo deje de ser tan radical con sus propuestas y se modere. Pero jamás votaría por Keiko.

-Terrible lo que está pasando. Por un lado, tenemos a la extrema izquierda, cuyo dueño del partido tiene sentencia por corrupción, y por el otro lado, tenemos a la extrema corrupción.

-Estos países no evolucionan. Ya vieron el papel que jugó el papá en la historia de Perú. Y la izquierda latinoamericana no tiene fuerza ni credibilidad.

Lo que me preocupa es de donde sacó tanto millones de dólares para sostener una campaña electoral en las zonas rurales y alto andinas? Y no hablo de mocas por babas hablo de un promedio de 20 millones de dólares que se requieren como mínimo? Quien lo financió? Por ejemplo, de Rafael Lopez Aliaga, se sabe que es millonario, lo mismo de Hernando de Soto o Cesar Acuña. Pero de Castillo, Forsyth, Mendoza, Lescano???

Pedro Castillo es el candidato de Perú Libre, un partido que se define de izquierda mariateguista, marxista, maoísta, Un rondero (miembro de las rondas campesinas, unas organizaciones comunales de defensa), profesor de enseñanza primaria desde 1995 —con un magíster en Psicología Educativa—, y un importante líder magisterial, que se hizo conocido en 2017, al dirigir una huelga de profesores en varias regiones del Perú. Tres años después, en 2020, anunció su candidatura presidencial representando a Perú Libre luego de que el líder de ese partido, Vladimir Cerrón, fuera inhabilitado y condenado a tres años y nueve meses de prisión suspendida por negociación incompatible y aprovechamiento del cargo cuando era gobernador de Junín. Castillo ha dicho que la condena contra Cerrón forma parte de una campaña de “la corrupción” del Estado, en lo que califica “persecución política”.

La izquierda pituca, criolla, como la derecha, la prensa mermelera, encuestadoras manipuladoras, expertos y analistas subestimaron la candidatura de Castillo, desprecio que aguantó sobre su lomo con la misma determinación con la que enfrentó la campaña en medio de la pandemia que azota nuestro país. Pero el maestro de Primaria, sindicalista y agricultor, creció sobre todo en las dos semanas con una de sus frases que ha acompañado la campaña presidencial en el Perú profundo: “¡Nunca más un pobre en un país rico!”.

Entre las promesas destaca la redacción de una nueva Constitución para debilitar a la elite empresarial y dar al Estado un rol más dominante en la economía. Ha prometido acabar con la corrupción que ha salpicado a los últimos presidentes, reducir el sueldo de los funcionarios públicos y renegociar contratos con las empresas extractivas para obtener más beneficios para la población. Nuestro país, es el segundo mayor productor mundial de cobre.

Ha prometido desactivar el Tribunal Constitucional, afirma que defiende “la gran corrupción” y hace unos días sostuvo que si llega a ser presidente cerraría el Congreso si éste no acepta sus planes,  su decisión pasa por la aprobación de la población.

“Se ha dicho que solo los politólogos o los que tiene grandes pergaminos pueden conducir un país, y han pasado décadas, lustros y miren cómo han dejado el país”.

Así lo manifestó en la Plaza de Armas de Tacabamba “Quisiera saludar a los pueblos más olvidados de mi patria, saludar a los hombres y mujeres que están en el último rincón del país, hoy al pueblo peruano se le acaba de quitar la venda de los ojos… Han tenido tiempo suficiente, décadas, pero, ¡cómo dejan al país! Llegas a Lima Metropolitana, a las grandes ciudades y encuentras los lugares con opulencia que no miran más allá de su nariz”.

“Es revolucionario respecto a la economía pero socialmente muy conservador. El movimiento MeToo, por ejemplo, no pasa por esta izquierda”, de hecho, se ha mostrado en contra de políticas sociales como el aborto o el matrimonio homosexual, y es conservador en asuntos como la lucha contra la inseguridad, apoyando la mano dura en términos de orden público.

Como seguidor del expresidente boliviano,  Evo Morales, líder del Movimiento al Socialismo (MAS), Pedro Castillo, promete: me voy a rebajar sueldo y salario, voy a garantizar asamblea constituyente para refundar el Perú, nuestra política. Voy nacionalizar minería e hidrocarburos, esa es nuestra política”, aseveró el exmandatario boliviano.

Pedro Castillo “es la misma especie política que Evo Morales”. Si gana, va a tratar de ir por ese mismo camino que llega para quedarse? Hay mucho pan que rebanar hasta el 6 de junio, nada está dicho. Por lo pronto, el excoordinador nacional del Pacto Social de Avanza País dijo que prácticamente ha sido dejado de lado del entorno de Hernando de Soto, y que “el economista”, estaría pidiendo el premierato y cinco ministerios. Empezó la negociación bajo la mesa?

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias