¿Sexo anal causa de hemorroides? ¿Sexo anal puede dejarte embarazada? ¿Cuál es el riesgo de contraer el virus del VIH? Estas y otras cuestiones están entre las mayores dudas de los que ya practica, o piensa en practicar la sodomía.

Además de estas, también entran los cuidados con la higiene, hay también el riesgo de enfermedades, la manera adecuada de hacerlo y los mitos que rondan a esta práctica. Pensando en ello, hablamos con expertos y tomamos las principales dudas sobre el sexo anal para que pueda ser practicado con la salud. Echa un vistazo a:

¿El sexo anal siempre va a doler?

No debería. Si se produce dolor en todas las relaciones, es señal de que algo está mal. La especialista afirma que tomar ciertos cuidados evita el dolor, como el uso de lubricantes y estar con el cuerpo relajado, sin tensiones. “La pareja debe estar en sintonía y cómodo con la situación, garantizando el placer del acto para las dos partes”, afirma el ginecólogo Sueli Raposo, del Laboratorio Examen, en Brasilia. “En el caso de las mujeres, la relación anal tiende a ser más dolorosa porque la región no tiene la misma elasticidad de la vagina”.

¿Es necesario el uso de lubricante?

Sí, porque la región anal no tiene su propia lubricación. “Lo ideal es utilizar lubricantes específicos para la práctica, prefiriendo los más neutros”, aconseja el ginecólogo Sueli. “Evite el uso de productos con características que prometen quitar el dolor, porque anestesiando el local el riesgo de trauma es mayor, ya que la sensación de incomodidad será disminuida en el momento de la práctica”. Los lubricantes a base de agua son los más recomendados, ya que no aumentan el riesgo de reacciones alérgicas.

“Puede ocurrir sangrado cuando hay algún trauma que da fisuras o microfisuras”, afirma Sueli Raposo. Si se producen hemorragias en todas las relaciones o en la mayoría de las relaciones, es importante que busque a un especialista. Para evitar este trastorno, es fundamental el uso de lubricantes propios para este tipo de relación.

¿El riesgo de contraer el virus del VIH es mayor?

Sí. El sexo anal es considerado como uno de los modos más frecuentes de contraer el virus VIH, causante del Sida. “El líquido seminal de una persona 0+ lleva gran cantidad de carga viral (VIH), y durante el acto, pueden producirse microfisuras en la región del ano y recto, facilitando la contaminación”, dice el urólogo Augusto Castañeda Campos Garcia, director del Hospital de Belo Horizonte.

Además, en la relación anal es posible contraer cualquier tipo de enfermedades de transmisión SEXUAL como el VPH, la gonorrea, la clamidia, el herpes y la hepatitis C. “Por eso, incluso en la relación anal el más importante es usar condón”, completa el ginecólogo Sueli.

¿El sexo anal provoca hemorroides?

La relación anal violenta o sin lubricación adecuada puede causar lesiones en la región anorretal, pero no provoca hemorroida. “Sin embargo, si el sexo anal es practicado por personas que ya tienen hemorroides, este cuadro puede agravarse”, afirma el ginecólogo José Carlos Riechelmann, presidente del Comité Multidisciplinario de Sexualidad Humana de la Asociación Paulista de Medicina.

Hemorroides son venas hinchadas y dolorosas en la parte inferior del recto o del ano. Ellas son el resultado del aumento de la presión en las venas del ano. La presión hace que las venas hinchan, lo que las convierte en dolorosas, especialmente cuando la persona está sentada.

Entre las principales causas de hemorroides están el esfuerzo excesivo durante la evacuación, estreñimiento, permanecer sentado por largos períodos de tiempo y las infecciones crónicas.

¿El orgasmo con el sexo anal es igual al sexo vaginal?

Esto va a depender de una serie de factores. “En general, la persona que está penetrando va a sentir más placer, pues el canal anal es más estrecho”, explica el ginecólogo Sueli.

“Pero todo va a depender de la lubricación de la región anal, de las preliminares, del grado de excitación de la persona que está siendo penetrada, de la sintonía de la pareja para mejorar la práctica sexual, todo esto se puede hacer a la mujer sentir tanto placer como una relación vaginal”.

¿La higiene es necesaria antes y después del sexo anal?

Sí, los cuidados con la higiene y el uso de condones evitan que las bacterias normales del intestino entren en contacto con la uretra, provocando infecciones uretrais o urinarias.

Los riesgos de una relación sin la higiene adecuada involucra desde contaminaciones bacterianas hasta la transmisión de enfermedades, como las hepatitis A y B, ya que la transmisión es facilitada por cuenta de las microfissuras que pueden ocurrir en el ano durante el acto.

“Es importante recordar que nunca se debe tener una relación anal y luego vaginal, no sin antes cambiar el preservativo y limpiar bien la zona para evitar la contaminación”, alerta el ginecólogo Sueli.

Entre los cuidados con la higiene están evacuar antes de la relación, para evitar que las heces se produzcan durante la práctica; sanear bien el lugar con agua y jabón antes y después de sexo anal; la persona que penetró debe orinar después de tener relaciones sexuales, para limpiar la uretra, y lavar el pene.

¿La mujer corre el riesgo de quedar embarazada?

No. La penetración en el sexo anal va a cubrir parte del canal anal y del recto (la parte final del intestino), que son las dos regiones que hacen conexión con el intestino grueso (colon) en el cuerpo humano.

En el caso del sexo vaginal, la penetración se produce por la vagina que es el canal directamente conectado a los órganos reproductores femeninos, como el útero, trompas de falopio y los ovarios, donde el pene deposita los espermatozoides en la relación sexual.

“La probabilidad de embarazo es nula en el sexo anal, ya que el intestino no tiene ninguna comunicación con los órganos reproductores femeninos, que es donde se produce la fecundación del óvulo y el espermatozoide”, dice el ginecólogo Sueli.

¿El sexo anal tiene alguna contraindicación?

Las personas que tienen hemorroides en la etapa de inflamación o están con fisuras en la región anal deben evitar este tipo de relación. “Además, ambos miembros de la pareja deben estar a gusto con la situación, disminuyendo la probabilidad de problemas”, afirma Sueli Raposo.

Facebook Commentarios