El cuidado de los bebés son siempre rodeados de un montón de consejos y supersticiones. Todos tienen una receta infalible para varios problemas que los pequeños se enfrentan. Por ejemplo, mucha gente no puede ver que fomentan un gemido que recomienda “Pone una cinta roja en la frente, que pasa”. ¿Pero se que esto funciona? ¿Y por que el hipo ocurre con tanta frecuencia en los bebés? Echa un vistazo a lo que hace a las personas buscar soluciones y consejos que pueden ayudar a evitar este incómodo problema.

¿Qué es el hipo y cuando sucede?

El hipo ocurre gracias a alguna irritación ocurrida en el nervio frénico, que comienza en el cuello y pasa por el corazón y los pulmones para llegar al diafragma. Le ayuda en la respiración y cualquier perturbación en él puede resultar en sollozos.

En este caso lo que se produce es una especie de pan, que causa una falta de sincronía del diafragma y de la glotis (estructura que se encuentra en la laringe y que se cierra para el paso de la comida y se abre para el paso del aire).

La dificultad en el paso del aire a los pulmones provoca el ruido característico del hipo. En los bebés, también existe el agravante de que el sistema nervioso de ellos es inmaduro y el nervio frénico aún no es capaz de controlar perfectamente el diafragma.

Comer en exceso, beber cosas frías, calientes o gaseosas puede causar hipo, ya que hacen que el estómago se hinchan, lo que dificulta el buen funcionamiento del nervio frénico y contrayendo el diafragma. Sentir el frío también puede provocar hipo. Cuando los sollozos son muy frecuentes y largos, puede ser que exista una enfermedad por detrás, como problemas de vesícula biliar, esófago o estómago.

¿Es peligroso?

En general, el hipo no es peligroso. En los bebés, la frecuencia de ellos disminuye bastante por encima de los 3, 4 meses. El más importante es observar si son muy constantes, o si están acompañados de otros síntomas, como regurgitaciones y llanto. Hipo que no pasan por indicar enfermedades infecciosas intestinales o gástricas, como reflujo o gastritis.

Además, como el aire entra con mucha fuerza en los pulmones de los episodios de hipo, puede provocar dolores musculares en el estómago y en la cabeza.

¿Como hacer pasar el hipo? ¿Y como hacer pasar a los bebés?

En el caso de los bebés, algunas medidas pueden ayudar en las crisis de hipo. Conoce a continuación algunas de ellas:

Dar de mamar – El acto de la succión ayuda a reducir el reflejo del diafragma, disminuyendo el hipo
Poner al bebé a eructar – La posición vertical de ayuda al pequeño a expulsar el aire tragado durante las tomas
Evitar los excesos en la lactancia – El exceso de leche puede provocar hipo, ya que deja el estómago escaldado, por lo que vale hacer intervalos entre las tomas para evitar el problema;
Asegúrese de que el bebé está con frío – El hipo puede ser causado por las bajas temperaturas, por eso valora si el pequeño está bien climatizada.
Ya para los niños mayores y adultos, la principal sugerencia es mantener el aire por unos instantes, beber sorbos de agua o respirar dentro de una bolsa de papel durante unos segundos.

¿Tiene como prevenir el hipo?

Los bebés pueden tener menos episodios de hipo, se adoptaron algunas medidas, como:

*Mantener la cabeza del bebé elevada durante la lactancia, esto evita que se trague aire, lo que provoca hipo;
*Evitar dejar al bebé “escaldado” – El exceso de leche o comida – pueden aumentar los episodios de hipo, lo mejor es equilibrar las comidas;

*Para las maiorzinhas y adultos, la mejor forma de prevenir solución es evitar los excesos – sea de comida o bebida – y mantener el calor.

Consejos y remedios

Además de las medidas descritas anteriormente, como:

+Dejar al bebé en posición vertical
+Hacer intervalos entre las tomas
+Dar de mamar durante los episodios de hipo

Hay otras formas de evitar el hipo, principalmente para los niños mayores y adultos:

+Tomar agua helada – La ingesta de agua estimula el nervio a funcionar correctamente, disminuyendo el hipo
+Respirar dentro de una bolsa de papel – El aumento de la concentración de gas carbónico en el organismo, estimula el sistema nervioso y reduce el hipo
+Hacer una maniobra respiratoria – Prueba a tapar la nariz con la mano y hacer fuerza para soltar el aire. La contracción del tórax puede ayudar a detener el hipo. Esta técnica es conocida como maniobra de Valsava
+Ingerir limón – Una cucharada de limón o el jugo de medio limón diluido en agua pueden ayudar a curar el hipo, ya que la fruta estimula el nervio, haciendo que el problema de pasar
+Ingerir vinagre El vinagre también estimula el nervio que causa el hipo. Sólo 1 cucharadita de vinagre
+Ingerir azúcar – La ingesta de un poco de azúcar también puede ayudar el hipo a pasar
Simpatía para los bebés con un sollozo – Para quien cree en la amistad, hay la opción de cortar un trozo de lana, mojar en la saliva y poner en la frente del bebé.

Facebook Commentarios