La proteína es el bloque de construcción de músculos, piel, enzimas y hormonas, y desempeña un papel esencial en el buen funcionamiento de todos los tejidos del cuerpo humano. La sustancia también ayuda a recuperar los músculos después del esfuerzo físico, o a mantener la saciedad después de las comidas.

proteína

La cantidad de proteína ideal varía de un individuo a otro y se determina por factores tales como la edad, el peso o el nivel de actividad física diaria.

Los expertos recomiendan la ingestión de alrededor de un gramo de proteína por kilogramo de peso corporal para una persona con poca o ninguna actividad física, pero estas cifras pueden duplicarse para aquellos que practican un ejercicio regular de forma intensa.

Aunque la proteína puede encontrarse en muchos alimentos, su déficit de alimentación sigue siendo muy común. Esté atento a estas señales y averigüe si tiene deficiencia de proteína.

Siempre tiene hambre.

¿Siempre tienes hambre? ¿No puede evitar comer uno o dos bocadillos entre las comidas principales? Entonces podría tener una falta de proteína en su organismo. Ya que este nutriente es conocido por promover los niveles de saciedad.

Siente debilidad

Es normal que se sienta más débil y note una disminución en los índices de masa muscular, lo que a su vez hará que su organismo sea más lento.

No puede concentrarse.

¿Se siente cansado todo el tiempo? Cuando los niveles de proteína no son adecuados, puedes sentir un poco de confusión mental. La proteína como regulador de la glucosa en sangre, equilibra el azúcar, haciéndonos más enfocados.

Debilitamiento del cabello y las uñas

Seguro te interesa  Comer huevos, ¿orgánicos o de corral?

Las deficiencias graves de proteína siguen reflejándose en un debilitamiento significativo del cabello y las uñas. La piel también se seca y se enrojece.

No puede perder peso

La escasa proteína disponible en el cuerpo conduce a la pérdida muscular y contribuye a un metabolismo más lento, lo que dificulta la pérdida de peso.

No puede dejar de comer azúcar.

¿Tienes ganas constante de comer dulces? La proteína regula los niveles de azúcar en sangre (glucosa) manteniéndolos más estables y disminuyendo el deseo de dulces.

Facebook Commentarios