Cuando las células normales de la piel envejecen o se dañan, muerte naturalmente. Cuando las células pierden este mecanismo de control y experimentan cambios en su genoma (ADN), se convierten en células cancerosas.

cáncer a la piel

En cuanto al cáncer de piel, el melanoma se compone de melanocitos malignos y son tumores a menudo marrones o negros.

El melanoma es el tipo de cáncer de piel más peligroso, ya que presenta una mayor capacidad de metástasis y se extiende fácilmente por las venas sanguíneas y linfáticas presentes en la dermis a otras partes del cuerpo, según datos publicados en la página web de la red de hospitales privados CUF.

Cada año aparecen en Portugal unos 700 nuevos casos de melanoma maligno.

Si a principios del siglo XX el melanoma se consideraba raro, actualmente su incidencia ha aumentado entre un 4 y un 8% al año.

Lea también: cáncer colorretal mata a 11 portugueses al día. ¿Conoce los síntomas?

Los factores que favorecen la aparición de cáncer de piel incluyen una exposición excesiva al sol, el color de la piel, las pecas y la existencia de un historial familiar de la enfermedad.

En declaraciones a la revista Women’s Health, el médico Luiz Guillermo Castro, del Hospital Alemán Oswaldo Cruz, en Brasil, sacó algunas dudas más sobre el tema:

Todo sobre cáncer de piel

1. La principal forma de prevenir el cáncer de piel no melanoma es evitar la exposición al sol sin protección.

Más del 90% de los casos de diagnóstico de cáncer de piel no melanoma son reflejo de una exposición inadecuada a los rayos ultravioletas. Clínicamente, el tumor es más frecuente en los lugares de exposición crónica al sol, como cara, torso y piernas.

Seguro te interesa  ¿Qué es el pH y para qué sirve? La Verdad

2. Sólo la protección en la piel no es suficiente: recuerde proteger los labios

El cuidado con los labios va más allá de la estética. Luiz Guillermo explica que además de evitar la aparición de fisuras en la piel sensible, que pueden provocar la contracción de bacterias, el uso de protector solar labial evita la aparición de arrugas tempranas y de cáncer. “Al tratarse de un área delicada de nuestro cuerpo y que sufre con una gran exposición al sol, así como toda la cara, es necesaria una atención aumentada”, afirma el dermatólogo.

3. Cáncer de piel: la mayoría de los tratamientos son quirúrgicos.

El tratamiento más utilizado para tratar los casos de cáncer de piel es la cirugía. También es posible utilizar otros métodos, como la terapia fotodinámica, la radioterapia o incluso la quimioterápica en forma de pomada. La elección del mejor método de tratamiento será efectuada por un médico especialista que tendrá en cuenta el tipo de lesión, el subtipo del cáncer, el tamaño del tumor y las particularidades de cada paciente.

4. Las personas de piel, pelo y ojos claros tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad

Luiz Guillermo explica que, al tener menos pigmento en la piel, estas personas cuentan con una menor protección contra la radiación UV y, por consiguiente, tienen un mayor riesgo de desarrollar el tumor.

Además, las pieles claras, que producen menos melanina, son más susceptibles a las quemaduras causadas por los rayos UVB del sol.

Durante días nublados, la piel recibe la radiación UVA, que aunque es menos peligrosa, es una gran responsable del envejecimiento de la piel.

Seguro te interesa  Quinua: conozca sus magníficos beneficios para la salud

5. Los tipos de cáncer de piel melanoma tienen poca relación con la exposición solar.

Uno de los tipos más graves de cáncer de piel, que representa alrededor del 5% de los casos de la enfermedad, es que los melanomas tienen una relación menos directa con la exposición solar.

La mayoría de los casos de melanoma cutáneo aparecen en zonas no expuestas crónicamente al sol, como dedos, cuero cabelludo, nalgas, etc. Es importante señalar también que muchos casos de melanoma tienen más relación con mutaciones genéticas que con exposición al sol.

Los principales factores de riesgo para el tumor son: antecedentes familiares, piel y ojos claros, cabello rubio o pelirrojo, o ser albino.

6. Los carcinomas suelen manifestarse como heridas que no curan. Los melanomas se manifiestan como signos, lesiones Negras.

Para identificar una señal sospechosa, los expertos recomiendan el uso de la norma llamada ABCDE, que consiste en observar cinco aspectos diferentes::

Asimetría: signos que no son simétricos;

Bordes: cuando los bordes presenten irregularidades en su formato;

Color: variación del tono de las señales y cambio de tono de una señal existente;

Diámetro: señales con un diámetro mayor de 5 mm;

Evolución: señales que cambian en cualquier aspecto como color o tamaño.

Facebook Commentarios