Sin esposas ni chaleco de “detenido”, pero sí con un mensaje a la nación de su vicepresidente , hoy presidente Martin Vizcarra?

circo

Los que tenemos varios años en la prensa y tenemos olfato político sabemos que nada ocurre por ocurrir o por quítame está paja. Un estadista como Franklin Delano Roosevelt, presidente de Estados Unidos de América en los años 1933 y 1945 sostenia sabiamente que: “En política nada ocurre por casualidad. Cada vez que un acontecimiento surge, se puede estar seguro que fue previsto para llevarse a cabo de esa manera”.

Así, uno llega a la conclusión de que los inventores del cuanto peor, mejor, en realidad, no actúan así por casualidad, sino que lo hacen con algún objetivo: organización del crimen para delinquir. Sin duda alguna, PPK – Vizcarra, como todos los gobernantes de los últimos 30 años del país deben asumir su incapacidad para gobernar y luchar contra la corrupción ya desde las mismas bases de su doctrina. Una doctrina anacrónica, que únicamente puede sobrevivir sustentada por una constante desestabilización del sistema de gobierno, quien quiera que sea el que lo está ocupando. Porque no son partidos democráticos, son partiduchos vientres de alquiler, sin doctrina de gobierno, partiduchos de destrucción permanentes, contra todo y contra todos. En el devenir de los tiempos, en donde fueron poder, comenzando desde el gobierno de Belaúnde cayeron en forma estrepitosa, dejando tras de sí situaciones nefastas.

En nuestro país las mafias continúan por todos los medios destruyendo lo construido, e inclusive a los propios constructores, aunque algunos de ellos figuren como sus aliados.Mientras hablan de democracia, atentan contra ella montados en sistemas fiscales asfixiantes, en prédicas de monopolios estatales, en el socavamiento de la información, de la cultura y el conocimiento de la población.

La crisis, el hambre, la disconformidad, el desempleo, configuran su más fértil campo de acción. Y por ello luchan. A la vista esta, cuando no se suman ni apoyan el necesario sacrificio, para que el país y su gente, puede sortear un difícil momento, por la inflación dinámica que ha comenzado a afectarnos a todos. La solidaridad, en forma manifiesta y real,. No existe. Siguen apostando a cuanto peor, mejor. La lucha contra la corrupción caiga quien caiga, es un circo, como el humo blanco en las Bambas, los 1750 millones de soles en asesorías, o la sanción los responsables de los textos escolares del Minedu, etc. etc…

Facebook Commentarios