Datos recogidos por las misiones Voyager, a principios de los años 80, confirmados por nuevas observaciones hechas por la sonda Cassini, dan a los anillos de Saturno una “esperanza de vida” de 100 millones de años, dice la NASA.

saturno

Los anillos de Saturno, que hacen de este planeta uno de los más emblemáticos del sistema solar, están desapareciendo a un ritmo que confirma “el peor escenario” proyectado por las observaciones realizadas por las sondas Voyager 1 y 2 a principios de la década de 1980.

La información fue presentada por la Agencia Espacial de los Estados Unidos (NASA), según la cual los anillos están siendo atraídos a la atmósfera por la gravedad, en forma de Pequeñas partículas de hielo.

“Estimamos que esta’ lluvia de anillos ‘está extrayendo una cantidad de productos de agua que podría llenar una piscina olímipica en menos de media hora”, dijo James O’Donoghue, del Centro de vuelo Goddard, de la NASA, en Greenbelt, Maryland.

“Teniendo en cuenta esta información, todo el sistema de anillos podría haber desaparecido en 300 millones de años, pero si añadimos el material de los anillos que la sonda Cassini detectó cayendo en el ecuador de Saturno, los anillos podrían tener menos de 100 millones de años de vida”.

Cien millones de años puede parecer aún un largo período de tiempo, pero, como ha recordado el investigador, es un plazo “relativamente corto teniendo en cuenta la edad del planeta, más de cuatro mil millones de años”.

Y la “rapidez” con la que se está desarrollando el proceso lleva a los científicos a creer que los anillos no se formaron con el planeta, sino que fueron causados por algún acontecimiento – ocurrido también durante los últimos cien millones de años – como la colisión de pequeñas lunas de hielo que existirían en la órbita de Saturno.

 

Facebook Commentarios