Dormir con alguien que ronca no es una tarea fácil. El ruido es molesto, pero no es un mal sin remedio.

De hecho, hay esperanza para usted y (sobre todo) para quien duerme con usted. Solo sigue estos consejos:

1.Dormir con la boca cerrada. Cuando dormimos con la boca abierta, el aire entra y va a golpear el tejido de la garganta, haciéndole vibrar.

2.Fosas nasales limpias. La congestión nasal obliga a dormir con la boca abierta o a roncar.

3.Dormir de lado. Elige dormir de lado y nunca elijas dormir boca arriba.

Atención: si no funciona nada y las quejas son diarias, consulte a un médico especialista. Puede tratarse de apnea obstructiva del sueño, por ejemplo.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Estos son los cuatro tipos de queso más saludables