El cantante británico, con más de 100 millones de discos vendidos en todo el mundo, estuvo destacado en la apertura del Mundial 2018.

Comienzó este jueves el Mundial de 2018 con Rusia vs. Arabia Saudita. Antes de eso hubo la tradicional ceremonia de apertura con el cantante británico Robbie Williams de gran destaque.

El inglés cantó dos éxitos del repertorio de “Feel”, “Rock DJ” y “Angels” a dúo con la soprano rusa de la ópera de Kiev, Aida Garifullina. El adepto confieso de fútbol, hizo un gesto durante su actuación, visiblemente entusiasmado con el rendimiento en escena.

A pesar de ello, el actuar de cantante no fue tomado a mal por ningún asistente pues se tomó como parte de su propio espectáculo.

 

Ronaldo, el fenómeno, también estuvo en el césped. Hizo un disparo y jugar con la mascota Zabivaka. Antes había estado el portero del FC Porto, Casillas, que entregó la Copa.

Después siguieron los discursos de Vladimir Putin, presidente de Rusia, Gianni Infantino, presidente de la FIFA.

Facebook Commentarios