El River Plate venció a Boca Juniors por 3 a 1 en el estadio Santiago Bernabéu, en Madrid, y obtuvo el título de la Copa Libertadores el año 2018. Al principio, los vientos soplaron a favor de los rivales.

River Plate

A los 43 minutos del primer tiempo, Benedetto driblou Maidana, compensó Armani y abrió el marcador para Boca. El artillero anotó impresionantes cinco goles en los últimos cuatro partidos del torneo. Decisivo. Pero el River también tuvo su delantero de la pistola para desequilibrar.

Después de hermosa tabla de la derecha, Lucas Pratto aprovechó la pelota rodada por Montiel y empató el partido a los 22 minutos del segundo tiempo. En la prórroga, el equipo xeneize sufrió el desgaste físico y la expulsión de Barrios. En ventaja numérica, el equipo de Marcelo Gallardo impusieron su superioridad técnica.

El cambio vino con un magnífico remate de Quintero, de la entrada de la zona, ya en el segundo tiempo de la prórroga. Pity Martínez cerró la cuenta, empujando la pelota hacia el arco vacío.

Por primera vez en 58 años de historia, el campeón de la Libertadores levantó la copa fuera de América del Sur, debido a la decisión de la Conmebol de tomar la salida en España tras el atentado contra un autobús de la Boca.

De tan inusual, el clásico sudamericano en suelo europeo generó una lluvia de memes que rebatizarán el torneo por la Copa Colonizadores de América, una irónica alusión a la colonización española en la Argentina.

River, que se decía perjudicado por no poder jugar en el Monumental de Núñez, alcanza su cuarto título continental. El próximo día 18, el conjunto millionario vuelve a campo, por la semifinal del Mundial de Clubes. En Caso de que gane el enfrentamiento, puede encarar en los Emiratos Árabes el Real Madrid, club que cedió su estadio para la mayor y, al mismo tiempo, menos la final de la Libertadores de todos los tiempos.

Facebook Commentarios