La Fuerza Aérea de Chile (FACH) y el Ministerio de defensa brasileño informaron este miércoles que fueron encontrados flotando en el mar restos y objetos personales en el área donde una aeronave militar desapareció el lunes cuando se dirigía a la Antártida con 38 personas a bordo.

avión militar chileno

“El descubrimiento [de piezas de avión flotando en el mar] fue hecho por el buque de bandera chilena Antarctic Endeavour y pueden ser partes de las esponjas de los tanques internos de combustible del C-130”, declaró el comandante de la Cuarta Brigada Aérea, Eduardo Mosqueira, en conferencia de prensa en Punta Arenas, a unos 3.000 km al sur de Santiago.

Los restos fueron encontrados 30 km al sur de la posición del último contacto del avión Hércules C-130, que perdió comunicación por radio a las 18: 13 del lunes y fue declarado siniestrado siete horas después.

“Vamos a hacer los reconocimientos correspondientes y cuando tengamos las esponjas vamos a determinar si son realmente del C-130”, añadió Mosquito.

Los restos llegarán a Punta Arenas “mañana o en los próximos días”, detalló el jefe militar.

Poco después, el Ministerio de defensa brasileño informó que “el buque Polar Almirante Maximiano, De La Marina de Brasil, recogió, alrededor de las 15.45 horas, objetos personales y restos compatibles con la aeronave Hércules C-130, de la Fuerza Aérea de Chile, que había desaparecido desde la madrugada del martes”, según un tweet del presidente Jair Bolsonaro, que reprodujo el comunicado de la carpeta.

“Las partes del avión y los objetos estaban a aproximadamente 280 millas náuticas (518 km) de Ushuaia, Argentina. El barco de la Marina de Brasil permanece en el área de búsqueda en acciones coordinadas con las autoridades chilenas y dos lanchas del barco siguen recogiendo restos”, continuó el presidente.

Seguro te interesa  La peste negra mata a dos personas en Mongolia

Al principio de la noche, el intendente de la región chilena de Magallanes, José Fernández, informó que se encontraron “partes de personas” en el avión militar.

“Es lamentable la información que recibimos hoy de la Fuerza Aérea de que encontraron restos humanos de las personas que estaban a bordo”, dijo Fernández a periodistas en Punta Arenas, 3.000 kilómetros al sur de Santiago.

La FACHH emitió un comunicado en el que destacaba que “ante las versiones en la prensa y en las redes sociales” sobre la localización de cuerpos, la información será “examinada y difundida” posteriormente por la propia fuerza Aérea.

El avión militar, con 38 personas a bordo – 21 pasajeros y 17 tripulantes – despegó a las 16.55 horas el lunes de Punta Arenas, en el extremo austral de Chile, hacia la base Eduardo Frei en la Antártida.

Unos 15 aviones y cinco barcos de diferentes tamaños y nacionalidades participaban en las operaciones de búsqueda del avión, uno de los más seguros de la Fuerza Aérea de Chile.

El avión perdió comunicación cuando sobrevolaba el paso de Drake, una de las zonas más tempestuosas para la navegación, entre el continente sudamericano y la Antártida.

Esa ruta náutica marca la Unión del Océano Pacífico con el Atlántico. Con unos 850 km de ancho y una profundidad de entre 3.500 y 4.000 metros, hay vientos que pueden superar los 100 km / h. entre diciembre y febrero, se generan en el lugar olas de hasta 15 metros de altura.

El Papa Francisco envió un mensaje de “proximidad ” y” apoyo ” a los chilenos después de la desaparición del avión, mientras los familiares de las víctimas fueron a Punta Arenas para esperar los resultados de la búsqueda.

Seguro te interesa  Irán anuncia arrestos relacionados con un accidente de avión

“El Santo Padre sigue de cerca las noticias que llegan de este amado país sobre la pérdida de contacto con el avión de la Fuerza Aérea que iba hacia la Antártida”, escribió en un telegrama el cardenal secretario de Estado, Pietro Parolin.

Este miércoles, debido a que las condiciones de visibilidad permiten “operar bien”, según Mosquera, las tareas de búsqueda se ampliaron a un área mayor que la zona en la que se perdió el contacto con el avión.

El área de Trabajo considera ahora una superficie total de búsqueda de unos 960 km2.

En la búsqueda participan fuerzas militares de Chile, Argentina, Uruguay, Brasil y Estados Unidos.

En total participan en las operaciones 285 personas de la FACHH, 286 de la Marina chilena y 69 de medios internacionales. La legislación chilena establece un plazo inicial de seis días, prorrogable por otros cuatro días, para las tareas más intensas de búsqueda.

El avión tenía como misión cumplir tareas de apoyo logístico en la base Eduardo Frei, la mayor de Chile en la Antártida, para la revisión del oleoducto flotante de abastecimiento de combustible de la base y realizar un tratamiento anticorrosivo de las instalaciones.

Facebook Commentarios