Relator de la CIDH la “Ley Mulder es discriminatoria para la gente ”

0
163

Se esperaba que Edison Lanza, relator para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, diga que si este proyecto es ratificado “la gente perderá una fuente de información importante”, no le queda otra que defender a los propietarios de los medios.

La verdad es que existe una tendencia hacia la concentración en los mercados de periódicos en el país. Esta tendencia tiene su origen en el fenómeno de la “espiral de la circulación” o “interdependencia de la demanda”, el cual implica que cuanto más alta es la circulación de un periódico mayor es la demanda de publicidad, y cuanto mayor es la publicidad que contiene un periódico su circulación será también más elevada.

Y esto no es novedad, por eso en todos  los países industrializados cuentan con políticas para evitar una concentración excesiva, como en el caso de Grupo El Comercio en Perú.  La mayoría de países aplica reglas de carácter general, basadas en el índice Hirchsman-Herfindahl (IHH), las cuales prohíben una adquisición o una fusión cuando el mercado es altamente concentrado (tiene un IHH alto), o cuando se genera un aumento considerable en el IHH en un mercado moderadamente concentrado. Solo en Francia e Italia existen medidas especiales para evitar que una empresa tenga una posición dominante en el mercado de periódicos.

En el caso peruano, todas las regiones excepto el norte tienen mercados altamente concentrados, de acuerdo con el índice IHH. En el norte no solo existe una presencia importante de diarios locales, sino que los dos grandes grupos, Grupo el Comercio y La República, tienen porcentajes bastante similares. En Lima, el grupo El Comercio tiene una posición dominante con el 70% del mercado. En el centro y el sur el grupo dominante es El Comercio, con alrededor del 50% del mercado. Y, en la región Oriente existen dos grupos dominantes, El Comercio y La República, con 42% y 30%, respectivamente. La compra de Epensa por parte el grupo El Comercio le  permite controlar más del 50% de la venta de periódicos en todas las regiones, y más del 80% en Lima y la región del centro. Así de simple son las movidas.

LA CIDH dice que si la “ley Mulder” es ratificado “la gente perderá una fuente de información importante”. Falso. Toda la  población  no leen, El Comercio,  Trome, Perú21, Gestión, Correo o La Republica, señores de la CIDH las personas viven el día a día pensando en laborar, encontrar “chamba”,  no ven ni les interesa estas noticias, muchos leen los periódicos de su zona y se enteran de las noticias a pesar que estos medios no cuentan con la publicidad del Estado.

La publicidad del Estado en estos medios, es un gasto en vano, para eso existen los medios del Estado  que pueden cumplir esa función(Canal 7, Radio Nacional, Radio La Crónica, El Peruano y Andina). Sean más francos y sinceros, no mientan,  los medios de comunicación y díganlo abiertamente, “nos afecta económicamente y eso no lo vamos a permitir”, los propietarios piensan en sus bolsillos pero no en la falta de infraestructura del país, inversión en educación, riego de cultivos, sacar a los peruanos del ande de la pobreza extrema.

¿Grupo El Comercio, La República, RPP, ATV, Frecuencia Latina, representan la libertad de opinión ni de prensa de los peruanos? NO. Esto nos devela que estos medios  defienden sus intereses y  no son aquéllos medios independientes que nos informan con la mayor veracidad posible, sino que orientan la información brindada según los intereses de sus anunciantes. ¿Por qué no hacen una campaña para que las empresas deudoras a la Sunat-como telefónica-  paguen sus impuestos? ¿O como Graña y Montero que  incurrieron en actos de corrupción, paguen sus culpas? No la van hacer,  entrarían en conflicto de intereses entre informar sobre el tema o invisibilizarla porque afecta a sus clientes y por tanto a su bolsillo.

Nos queda claro, que sobre la “ley Mulder” hay mucho pan que rebanar, ni la libertad de prensa, ni la libertad de expresión están en juego, mucho menos que “se puede generar algo parecido a lo que sucedió en Venezuela” con “una hegemonía comunicacional a partir de los medios que maneja el Gobierno y la exagerada asfixia a los medios privados”, lo que sí está en juego son los intereses de los propietarios: perder la torta publicitaria del Estado.

¿Es discriminatorio para la gente y su derecho a recibir información de parte del Estado, porque este tiene que informar sobre sus servicios, campañas de salud, cuestiones de transporte, temas que interesan a la sociedad, y eso lo hace a través de la publicidad oficial? ¿De qué viven los periódicos de provincias que no tiene pauta de la publicidad estatal, pero si tienen información importante para la población? ¿Acaso esto no es una discriminación y hasta ahora nadie dice nada? ¿La Ley Mulder “es un impedimento para la libertad de expresión? NO.

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político