“Vamos a estar con el pueblo, no con los generales.”Este fue el lema para la rebelión de tres unidades policiales en las ciudades bolivianas de Cochabamba, Sucre y Santa Cruz. Los agentes de seguridad se negaron a cumplir las órdenes de reprimir las manifestaciones contra Evo Morales.

Bolivia

El presidente boliviano se queja de un intento de golpe de estado y garantiza que, a pesar de que la derecha exige su renuncia, no lo hará porque ha sido elegido por el pueblo y respeta la Constitución.

Las protestas comenzaron después de las elecciones del 20 de octubre. Aunque no obtuvo el 50% de los votos, Morales fue elegido para un cuarto mandato consecutivo porque tenía una ventaja superior a diez puntos porcentuales para el segundo.

La oposición se queja de fraude electoral y exige un nuevo escrutinio. Las manifestaciones han aumentado de intensidad y esta semana en Cochabamba los enfrentamientos con las fuerzas de autoridad han provocado un muerto y varias decenas de heridos. Fue en esta ciudad donde comenzó el motín de la policía que dejó a Morales cada vez más solo.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  "Infierno" de llamas en California con 200.000 desplazados