El Presidente de los Estados Unidos ha considerado que el próximo frente en la guerra contra el nuevo coronavirus será “reabrir América de nuevo”. Para ello, ha esbozado un plan en tres fases dirigido por los gobernadores de cada estado. Los últimos datos apuntan a 4.491 muertos en las últimas 24 horas por Covid-19.

América

Las cifras siguen siendo expresivas en los Estados Unidos. Más de 4.000 muertos en 24 horas, elevando a unos 33.000 el total de víctimas mortales en el país, según datos de la Universidad Johns Hopkins este jueves.

“América quiere estar abierta y los Americanos quieren estar abiertos”, dijo el Presidente estadounidense. “Un cierre nacional no es una solución sostenible a largo plazo”, añadió.

El próximo frente de batalla es reabrir América. De lo contrario, dice Trump, hay graves consecuencias para la salud pública: un aumento del abuso de drogas, alcohol, enfermedades cardíacas y otros problemas “físicos y mentales”.

Dicho esto, ha presentado las líneas maestras para salir del confinamiento, las que servirán de Guías para los gobernadores de cada Estado en el levantamiento de las restricciones durante los próximos meses.

La demócrata Nancy Pelosi consideró el plan “vago e inconsistente”.
Donald Trump considera que la economía debe dar “un paso cuidadoso a la vez”, pero pidió que los gobernadores, a los que prometió la conducción efectiva de la situación en cada Estado, actúen” rápidamente”, dependiendo de lo que quieran hacer.

Para el Presidente, quien está sano debe volver a trabajar “cuando las condiciones lo permitan” y que las medidas de distanciamiento social deben mantenerse.

Trump ha venido defendiendo que la economía debe volver a la normalidad, después de que el confinamiento haya hecho aumentar el desempleo. Más de 20 millones de personas ya se han inscrito en las oficinas de empleo, despedidas. Sólo en el último mes.

Seguro te interesa  Papa nombra fiscal anti-mafia para la Corte Criminal del Vaticano

Sin embargo, varios expertos y gobernadores habían advertido contra la reapertura de la economía demasiado pronto. Anthony Fauci, el experto en enfermedades infeciosas que asesora a la administración, consideró que reanudar la economía el 1 de mayo sería “demasiado optimista”.

Ron Klain, que supervisó la respuesta al Ébola en el Gobierno de Obama, vino a criticar el plan del presidente. “Este no es un plan. Casi ni siquiera es un powerpoint”, dijo, en Twitter.

La demócrata Nancy Pelosi, por su parte, abogó por que la prueba fuera la clave para reabrir la economía, diciendo que el plan es “vago” e “inconsistente” y acusando a Trump de no escuchar a los científicos para producir y distribuir en todo el país pruebas rápidas.

Facebook Commentarios