Todos sabemos de la importancia de mantener hábitos saludables en nuestro día a día. Uno de ellos es mantener una alimentación equilibrada.

Uno de los componentes de una dieta saludable es el cereal, o mejor, los cereales, ya que son muchos. Ellos proporcionan vitaminas y minerales y son una rica fuente de fibras.

Quinua: alimentación saludable

Uno de los cereales más consumidos por quien lleva una alimentación saludable es la quinua. Originario de Bolivia, este grano es muy consumido en la región de los Andes y es considerado un cereal sagrado de los Incas, debido a sus beneficios para la salud.

La quinua es tan nutritiva que la Academia de Ciencias de los Estados Unidos la ha calificado como el mejor alimento de origen vegetal para el consumo humano.

Propiedades y benificios de la quinua

La quinua contiene, además de proteínas, vitaminas A (importante para la salud de los ojos), B1, B2 y B3 (relativos al buen funcionamiento del sistema nervioso central), B6 (vinculada a los procesos inflamatorios), e Y C (antioxidantes, es decir, previenen daños a las nuestras células), hierro (previene la anemia); el fósforo y el potasio (conectados al buen funcionamiento de los músculos), magnesio (relacionados con los procesos antiinflamatorios), zinc (componente del sistema inmune) y el calcio contribuye a la buena formación de los huesos y dientes).

Por ser una fuente de fibras, el gran ayuda en el buen funcionamiento del intestino, colabora en la absorción del colesterol y de la glucosa. También es rico en omega 3 y 6, fitoestrógenos (sustancias naturales que imitan la acción de ciertas hormonas), ayudando a aliviar los síntomas del síndrome premenstrual y de la menopausia.

Por ser rica en proteínas, la quinua ayuda en el fortalecimiento muscular, sobre todo para aquellos que practican actividades físicas. Debido a sus cantidades de omega 3 y 6, ayuda en la prevención de enfermedades cardiovasculares y en la reducción del colesterol. Como es rica en zinc, actúa en el fortalecimiento del sistema inmunológico y en los procesos de cicatrización.

Las fibras presentes en el grano dan una sensación de saciedad y, por eso, es muy utilizado en dietas para adelgazar. Además, el valor energético de la quinua es de sólo 336 calorías en una porción de 100 gramos. Todas estas propiedades y las bajas calorías de la quinua ayudan a que hace o tiene la intención de comenzar una dieta rica y saludable.

¿Cómo consumir la quinua?

La quinua puede ser utilizada de diversas formas, tanto en el grano como en la hoja, que pueden ser preparadas rehogadas, así como preparamos las espinacas.

El grano puede ser preparado de varias maneras: cocido y sazonado, como la ensalada, preparado como el arroz, y puede ser utilizado en la preparación de sopas, etc.

La harina de quinua se puede utilizar en la preparación de la papilla, panes, budines, masa de panqueques, pasteles, galletas, entre otros.

Otra gran ventaja de este grano es no tener gluten (proteína que se encuentra en el trigo), siendo una gran alternativa en la alimentación de los celíacos.

La quinua es muy versátil y, por tanto, puede ser utilizada en diferentes tipos de platos:

Ensaladas
La quinua puede ser usada para condimentar la ensalada tanto como la semilla propiamente dicha, sino también en la forma de harina.

Con leche o yogur
Los granos enteros de la quinua pueden consumirse como un cereal de la mañana, acompañando a la leche o el yogur, por ejemplo. Esto ayuda a añadir más fibra a la preparación, mejorando el flujo intestinal y garantizando la saciedad.

La sustitución de la harina de trigo
La harina de quinua se puede utilizar en la preparación de diversas recetas, como masa de pasteles, tartas, pasteles, panes y galletas. La proporción para sustituir en las recetas es de uno a uno, o sea, por cada taza de harina de trigo, utilice una taza de quinua en el lugar.

Mezclado con jugos o vitaminas
Poner una cucharada de harina de quinua a jugos o vitaminas añade buenas dosis de calcio, proteínas, hierro y zinc a estas bebidas, fuera de todos los nutrientes que las frutas ya ofrecen. Por el hecho de estar en forma de jugo, la fruta pierden mucho de sus fibras, y la quinua puede ayudar a equilibrar esas cantidades.

Con frutas
Consumir una ensalada de frutas acompañada de la quinua puede ser una excelente opción de merienda después de los ejercicios, una vez que las frutas son fuentes de carbohidratos y la quinua, de proteínas – dos nutrientes indispensables para quien está practicando actividad física.

La quinua es un alimento de alto valor biólogo, o sea, posee todos los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente.

 

Facebook Commentarios