Un nuevo estudio, publicado en el periódico científico JAMA Internal Medicine, acompañó a más de 450 000 personas en diez países europeos entre 16 y 19 años y constató que aquellos que bebían dos o más refrescos al día tenían un mayor riesgo de muerte en comparación con aquellos que restringían el consumo a menos de un vaso al mes.

larga vida

Al principio del seguimiento, ninguno de los participantes padecía cáncer, diabetes, problemas cardíacos o había sufrido un derrame cerebral. El estudio mostró que los que consumían dos o más vasos de refrescos que no eran dietéticos al día tenían un mayor riesgo de morir a causa de problemas digestivos, mientras que los que consumían la misma cantidad de refrescos dietéticos tenían un mayor riesgo de morir de enfermedades cardíacas.

Pero, ¿cuál es la relación entre refrescos azucarados y problemas digestivos? Según explica la CNN la profesora de Medicina de la Emory University (Estados Unidos), Sharon Bergquist, “pruebas experimentales sugieren que un alto contenido de azúcar en sangre y un alto consumo de azúcar pueden dañar la barrera intestinal”. Esto provoca la inflamación del intestino, altera la flora intestinal y aumenta la probabilidad de que aparezcan infecciones en el órgano.

El estudio no sólo contabilizó la ingesta de refrescos tradicionales con sabor cola, naranja y uva, sino también refrescos y jarabes de frutas, como el jarabe de grosellas y otros sabores. En este estudio, cada vaso se consideró 250 ml. Una lata normal de refresco suele tener 355 ml.

Sin embargo, la gran cantidad de refrescos consumidos, independientemente del tipo, está asociada con un aumento del riesgo de enfermedad de Parkinson, pero no de Alzheimer o cáncer.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Estreñimiento: conozca los alimentos que ayudan a aliviar