La curiosidad mata al sapo, más aún cuando se habla de ingentes riquezas que ofenden la pobreza; poderosos extremos entre la isla de la prosperidad y los olvidados. Que diría ahora Carlos Malpica?

dueños del Perú

Que toda filosofía que plantea el largo plazo sin la acción social concertada es simplemente una quimera, soñar en cambios evidentes?

¿Que este no solo es un mensaje para la meditación sino para la acción?

Que los partidos políticos que de alguna manera mantienen una visión crítica de la forma cómo se administra la economía en función y provecho del gran capital y la creciente exclusión casi irreversible de grandes sectores de la población, no pueden vivir en silencio o en la anomia sistemática, para dejar hacer y dejar pasar?

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  El rescate de los niños comenzó en secreto
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político